DERECHOS RESERVADOS

DERECHOS RESERVADOS
CREACIÓN DISEÑO Y PROPIEDAD INTELECTUAL DE INGRID ODGERS ESCRITORA EDITORA Y CRÍTICA

Estamos en:

comentarios

«Leer sin meditar es una ocupación inútil». Confucio

Vistas de página en total

miércoles, 2 de marzo de 2022

EL LUGAR DE LAS PIEDRAS ARDIENTES ANDRES CASTILLO AGUILERA DE CORONEL CHILE


 

EL LUGAR DE LAS PIEDRAS ARDIENTES

ANDRES CASTILLO

EDICIONES ORLANDO 2022

PRÓLOGO

Por Ingrid Odgers Toloza

 




La narración es capital entre todas las formas de arte verbales porque constituye el

fundamento de tantas otras, a menudo incluso más abstractas.

Walter Ong


  El libro tiene un protagonista principal, Iranio y el escenario primero es un pueblo llamado Tulahuén[1]. De la pluma del escritor recorremos los yacimientos de Ausonia, Pampa Unión, una salitrera que existía al noreste de Antofagasta. Conoceremos al padre de Iranio, llamado Federico, que es hijo de madre irlandesa, la madre de Iranio era diaguita. Presenciamos la realidad de un pueblo campesino y pobre, donde la miseria se incrementó durante la primera guerra mundial, al poco tiempo los alemanes concibieron el salitre sintético para fabricar pólvora, cuando este mercado se globalizó, el comercio del salitre natural sucumbió. Pampa Unión había comenzado a cerrar todas sus operaciones salitreras. Todo acontece a inicios del siglo XX, la época del Charleston. Iranio crece en la miseria y con el apoyo de un sacerdote logra educarse y llegar a Superintendente de Minas más tarde en la mina de carbón de Schwager, en Coronel, pero su infancia y adolescencia se desenvuelve entre la pobreza, la falta total de afecto, la violencia del entorno y el duro trabajo en las salitreras y luego en el carbón.

Es este un libro escrito con claridad, un libro que ilumina, que abre puertas y a su vez senderos, es posible salir de la pobreza con un estoicismo casi heroico, una serenidad que nos deja perplejos, un trabajo duro, extenuante, y un deseo firme: trabajar, trabajar, porque se es el sustento de la familia. No hay amor más grande que este, lo refleja Andrés Castillo en su relato, a través del protagonista, tan nítido como potente y esta percepción estremece fuertemente, y esta lucha se adhiere al ser interior con la intensidad del relato, es imposible no conmoverse.

Todos sabemos que la narración contiene dos grandes niveles de desarrollo [2], el de los hechos (que interiorizamos en referencia a los temas que circulan histórica y cotidianamente) [3] y, el nivel de subjetividad.

Entonces se puede afirmar que la acción de narrar algo, contar algo en forma escrita es inherente al ser humano, es propio de hombres y mujeres y cada narración o escrito nace de lo cotidiano, de las vivencias del escritor en sus propias interpretaciones según como perciba o dilucide el objeto de su narración.

 

Precisamos que la narración es ejercida tanto por el que cuenta como por el que la recibe, de esta forma se transforma en una serie narrativa que trasciende tiempos, muda lo banal, redibuja lo cotidiano, en definitiva, resignifica aquello que se mantiene en el tiempo en la memoria, en la voz de las microhistorias humanas ofreciendo sentidos dentro de lo inesperado.  La dura cotidianeidad el autor la refleja plenamente y conocer esta historia no puede dejarnos indiferentes.

Creo haberlo dicho anteriormente, respecto a la relevancia de las obras de Castillo Aguilera, registran el patrimonio cultural inmaterial de la zona del carbón, cuando decimos esto nos referimos a la producción humana misma, a la forma en que se expresan individuos y se relacionan dentro de las sociedades, o a cómo los grupos humanos se diferencian de otros. No creo que exista otro autor, en este siglo XXI, que haya dejado impreso este rescate inmaterial del trabajo minero, de la realidad cruda y verdadera con tanta visión, estudio y pasión para dejar a las nuevas generaciones el legado, el tesoro de la memoria de un pueblo esforzado, valiente y diligente en su trabajo diario, donde tantos hombres forjaron su carácter y supieron salir adelante con el mismo empuje, la misma fuerza con la que realizaban sus labores.

Esperamos que este libro pueda llegar a la gran mayoría de chilenos y chilenas, como un valioso aporte a nuestro patrimonio cultural.

 

Fragmento.

El pájaro chucao comenzó a tronar en el bosque, canto, que sólo se le oía a intervalos, lejos del hábitat del hombre. Era un canto sorprendente que Iranio no había escuchado nunca, pero le atraía.  Un canto profundo y primitivo. Largo rato se quedó en vano intentando ver desde dónde provenía; de entre los árboles o de los arbustos; y como no lo logró se sentó resignado en un tronco escuchando el extraño sonido que le parecía provocar un trance.

¡Lástima que no sea capaz de hablar con las aves o los animales como lo haces tú Michi! —le dijo Iranio.

¡Qué hermoso sería hablarle a esa ave de canto misterioso; y peguntarle algo de lo cual ella quisiera hablar; de su vida en el bosque; de sus amores; de sus hijos; de sus sueños o de sus penas!!

Acordóse entonces de las veces que dibujaba con un carbón toda suerte de aves en bosques sombríos, de gruesos troncos enervados y gigantes. Ahora ya no necesitaba dibujar porque ante tal incomprensible y verdadera belleza se emocionaba, y en aquel amanecer, cuando observó salir el sol por detrás de la montaña, le ocurrió aquello que ya le había sucedido. Los colores de la aurora y el canto infinito de avecillas que despertaban al ritmo del firmamento; le hizo caer lágrimas de gozo, pero no ese gozo de felicidad que genera un éxito repentino, sino un llanto de dicha, incomprensión y dolor como si estuviese viendo al mismísimo dios, al verdadero. Cuando Michi lo miró a los ojos, Iranio disimuló su llanto como si fuese resultado de una risa, pero su fiel amigo guardó silencio hasta que las lágrimas se evaporaron al son de la brisa mañanera, se volatizaron, como el vapor que generaba la fuerza para el enganche de la locomotora.

 

Concepción, 28 de febrero de 2022

 



[1] Tulahuén (en mapudungun: Tulawen 'Dodonaea viscosa')​ es una aldea de la comuna de Monte Patria, en la Provincia de Limarí, Región de Coquimbo de Chile.

[2] Páez Martínez (2011)

[3] Héndez Puerto & González Gutiérrez, 2006

ESTACIONES DE PASO ALMUDENA GRANDES

 

ESTACIONES DE PASO

ALMUDENA GRANDES

EDICIONES Maxi Tusquets – 2009

 Por Ingrid Odgers Toloza

 



  

Estaciones de paso nos trae cuatro relatos de adolescentes en situaciones complejas que les superan, y la historia de un adulto que se niega a crecer extraviado en sus recuerdos.

 

En este libro rescato dos historias, que tienen un interesante desarrollo y mejor desenlace. Estas son: Tabaco y negro y Receta de verano. En la primera, la autora hace gala de un gran humor negro e ironía. Las contradicciones existentes en la sociedad actual, la importancia primaria que se le otorga a la apariencia externa, al vestuario en general y lo más interesante el legado que le deja el abuelo a su nieta más cercana: la capacidad de visualizar los colores del vestuario de los toreros.

 

En Receta de verano: impacta la tragedia del padre de una familia y como afecta directamente a una de sus hijas relacionándola literariamente con una específica receta de verano. La situación del padre, su enfermedad y el contraste con la realidad genera en la hija hondas confusiones.

 

En el relato de Demostración de la existencia de Dios, que la autora presenta como un monólogo interior inundado de ira e impotencia, espejo de la frustración del joven protagonista ante la pérdida de su hermano, él refuta furibundamente el destino y sus caprichos veleidosos. Esta historia es la que causa mayor rechazo de parte del lector debido a los múltiples y reiterativos españolismos presentes, que generan un efecto negativo y de los cuales muchos se estiman innecesarios.

 

El capitán de la fila india, es una historia que discrepa abiertamente con las restantes, ya que el protagonista es un adulto de mediana edad. El protagonista mantiene una permanente nostalgia de su infancia en casa de los abuelos, descubriéndonos cierto grado de inmadurez en él. Finalmente, en términos literarios esta narración no resulta tan atractiva para el lector.

 

Mozart, y Brahms, y Corelli, acá la escritura apunta a develar y/o realzar la belleza interior del protagonista y/o seres humanos, asunto que no es tan valorado en la literatura en general. Encontramos en este texto, coherencia, cohesión y una bella historia que nos acerca al Principito que nos dice: lo esencial es invisible a los ojos.

 

Almudena Grandes, en esta obra, nos señala la importancia de los ancestros en nuestras vidas, cómo cada uno/a marca dejando huellas indelebles, a su vez, nos indica la enseñanza de la tragedia y cómo ella nos acerca a Dios, así como valora la belleza interior, valoración que tanta falta hace en nuestra sociedad.

 


viernes, 18 de febrero de 2022

CONTRA LOS HIJOS LINA MERUANE

 

CONTRA LOS HIJOS

 

LINA MERUANE

 RANDOM HOUSE 2021

 Por Ingrid Odgers Toloza




Este ensayo de Lina Meruane, reconocida escritora chilena, residente en el extranjero, ensayo que la autora suele mencionar como diatriba, esto es: un discurso que se caracteriza por su virulencia y su contenido agresivo contra algo o alguien. En lo personal creo que es  un ensayo denominado Contra los hijos, esto es un tipo de texto en prosa que explora, analiza, interpreta o evalúa un tema. Se considera un género literario comprendido dentro del género didáctico. En lo personal, y pese a lo duro lo considero un ensayo, porque en el fondo sí instruye, analiza y enseña un tema más o menos desconocido para lectores comunes y corrientes, donde Meruane nos habla de cómo las mujeres hemos sido y somos, la mayoría una máquina de hacer hijos, y cómo esta máquina es nuestra condena. Este libro es contra los hijos que han ido ocupando en nuestro imaginario colectivo desde que se retiraron oficialmente de sus puestos de trabajo e inauguraron una infancia de siglo XX vestida de inocencia, según la autora, pero investida de plenos poderes en el espacio doméstico. No es sólo contra esos hijos prepotentes que escribe sino también contra sus progenitores. Contra los cómodos cómplices del patriarcado que no asumieron su justa mitad, y esto es literal, en la procreación. Contra la nueva especie de padres dispuestos a colaborar dentro y fuera de casa, pero son incapaces de educar a los hijos/as rebeldes. Además, agrega la autora, estar en contra de las muchas madres que renunciaron a todas  sus otras aspiraciones sin pedir nada a cambio, sin exigir apoyo del marido-padre o del estado. Las madres-sirvientas se han vuelto madres-totales, y super- madres, dispuestas a cargar casas, profesión e hijos sin protestar. Las revoluciones libertarias, hicieron a la mujer salir a la calle para luchar por igualdad, pero esto no bastó para otorgarles algún derecho.

En general, se trata de una escritura que pone en frente de los ojos una realidad que vemos cotidianamente pero que nadie nos había explicado tan claramente, con análisis fundamentado, estadísticas, conocimiento y con tanta pasión.

Considero  que este texto lleva un gran valor y que debiera ser base para análisis colectivo en las aulas desde el séptimo grado hasta el cuarto medio de enseñanza media. Básicamente no para crear mujeres anti procreación sino como una forma de reflexionar sobre un tema que debe preocupar, pero en especial ocupar a la mayor parte de la ciudadanía, esto puede ir beneficio de la comunidad y la sociedad de forma de crear un pensamiento responsable respecto a la procreación y por ende del cuidado preventivo.

 

Un excelente, interesante y valioso libro donde Lina Meruane nos sorprende con sus inquietudes, reflexiones y aporte social y cultural. 

 

martes, 15 de febrero de 2022

LA ESTACIÓN DE LAS MUJERES CARLA GUELFENBEIN

 

LA ESTACIÓN DE LAS MUJERES

CARLA GUELFENBEIN

ALFAGUARA -2019

 

Por Ingrid Odgers Toloza

 






En este libro, escrito desde la óptica de la apatía conocemos la historia de cuatro mujeres, historias que se entrecruzan, existen personajes reales y personajes ficticios de distintas épocas.

 

Margarita y Doris prisioneras de la rutina y de un amor que punza como espinas, Juliana en la nostalgia y su búsqueda, Elizabeth y su huida, en medio Anne y su desaparición además de Lucy, su madre y su gran secreto.

 

Hombres que no se comunican, hombres egocéntricos y mujeres a la espera, de ahí deriva el título del libro.

 

Hace unos años, se efectuó un estudio con el objetivo de determinar las causas que conducen a la apatía en la pareja haciendo un análisis por sexo. Se utilizó un cuestionario a parejas casadas y en unión libre, el que fue validado por jueces expertos con un nivel de acuerdo mayor del 85%. Se aplicaron en forma individual en lugares públicos de la ciudad, previa firma del consentimiento informado. Se encontró que las causas que generan apatía en la pareja se deben a la falta de involucramiento, la falta de novedad, la realización de actividades no estimulantes, los conflictos, el cansancio, la falta de atracción sexual y a factores externos. Es interesante señalar que a pesar de reportar apatía y estar sin gusto y con queja muchos permanecen en su relación. Así, el estudio de la apatía puede ser útil para incentivar a las parejas a utilizar estrategias para recuperar el interés dentro de la relación o bien, a decidirse terminar con ésta para buscar la satisfacción de sus necesidades o carencias y alcanzar la paz o el equilibrio personal.[1]

 

Tal vez la apatía se presenta en especial en la espera por causa de la rutina y los caracteres disímiles de cada persona.

 

La escritora presenta historias bastantes diferentes, lo único común es la ciudad donde transcurren, New York, y todas son mujeres inteligentes pero dependientes de su pareja, ya sea un hombre o una mujer o de una hija, quedan incompletas al no tener sus relaciones estables, en esta parte me parece que son mujeres faltas de madurez, que no han aprendido a sostenerse por sí solas, me pregunto ¿cuándo se cambiará el perfil de la mujer en general en la literatura latinoamericana?

 

Una pregunta ¿vale la pena esperar?

¿Margarita y Doris en vez de esperar, no debieran cortar las relaciones que las asfixian?

Y Juliana abandonar la nostalgia y la búsqueda y pasar sus últimos años en calma y serenidad.

¿Elizabeth vivir sola como realmente quiere sin colgarse de una pareja?

Una reflexión a la que nos lleva la lectura de esta narrativa, dejando en claro que es una escritura nítida, de un excelente manejo del lenguaje y bastante interesante.



[1] Estudio 2018 Y.P. Aguilar Monte de Oca-México

lunes, 31 de enero de 2022

TODA CULPA ES UN MISTERIO Antología mística y religiosa de Gabriela Mistral

 

TODA CULPA ES UN MISTERIO

Antología mística y religiosa de Gabriela Mistral 

LA POLLERA EDICIONES 2021

 Por Ingrid Odgers Toloza

 



“Toda culpa es un misterio”, es la antología mística y religiosa de Gabriela, contiene parte de su legado inédito.  El editor, muestra una más de las diversas facetas de Gabriela Mistral. Este libro, al ahondar en lo íntimo de Gabriela, en su legado inédito, definitivamente termina con el prototipo de la figura creada entre los años sesenta y ochenta para los educandos en Chile, que esta mujer, era una poeta, escritora, profesora rural, creadora de poesía infantil, aparte de ser considerada una católica muy conservadora. Este volumen nos revela la existencia de una Mistral pública y una privada: la que escribe artículos en diarios y concede entrevistas (tal como en “Niña errante” Cartas a Doris Dana), nos muestra una mujer intelectual, avanzada a su época, una mujer grandiosa, tesoro universal y patrimonio de Chile.

Gabriela era una mujer cristiana con sentido social, y desde el aspecto místico, devela su budismo, su hinduismo, su creencia en la reencarnación, para ella la más difícil creencia de desechar, de lo cual da testimonio en este libro. Mistral hizo uso de la más gigante e impresionante de las libertades para acercarse a toda religión, y al esoterismo. Mujer visionaria, de pródiga imaginación, reflexiva, meditativa, inquieta y curiosa, conocemos acá, de su profunda espiritualidad, su amor y respeto a Dios y a la naturaleza, es así como expresa:

“Soy apenas una persona que ha mudado dos o tres conceptos religiosos con una fuerza muy grande en esta naturaleza”.

Podemos entender cómo creaba y la facilidad para crear, si ponemos atención a lo recurrente que era para ella la meditación, experimentamos que es esto, un aliento poderoso para cada una de nuestras vidas que están en permanente evolución escritural. Mistral es para todos y todas, una fuente inagotable de aprendizaje.

El libro del editor Diego del Pozo, reúne aproximadamente cincuenta textos protegidos y digitalizados por la Biblioteca Nacional de Chile. A través de ellos es posible dimensionar la percepción de la autora respecto de temas como el cristianismo, Dios, la Iglesia, la cultura oriental, la naturaleza, la mujer contemporánea, el matrimonio, el futuro de Latinoamérica y el rol del artista.

Sin ninguna pretensión detalló, entregó su extenso universo religioso, y su altísima, admirable cultura e intelecto que la convirtieron por largo tiempo en enigma, dada lo laberíntico que resulta ser comparada con nuestra enorme pobreza espiritual y escuálida educación recibida en aquellos tiempos del colegio.

Estudiosa de diversas religiones, configuró una relación propia entorno a su vida espiritual.

Manifiesta del Pozo:

“Al estudiar a Mistral, uno se da que hay muchas cosas, de partida, su curiosidad total en torno a las religiones, porque si bien ella se forma sobre la base de la lectura de la Biblia, pronto, en su juventud, surge su relación con la teosofía, con algunas logias masonas, y empieza a tener curiosidad por otros aspectos del mundo culto, esotérico”,

 Es un libro IMPERDIBLE.

 

 

 

DECÁLOGO DEL ARTISTA

 

Gabriela Mistral

 

 

I. Amarás la belleza, que es la sombra de Dios sobre el Universo.

 

II. No hay arte ateo. Aunque no ames al Creador, lo afirmarás creando a su semejanza.

 

III. No darás la belleza como cebo para los sentidos, sino como el natural alimento del alma.

 

IV. No te será pretexto para la lujuria ni para la vanidad, sino ejercicio divino.

 

V. No la buscarás en las ferias ni llevarás tu obra a ellas, porque la Belleza es virgen, y la que está en las ferias no es Ella.

 

VI. Subirá de tu corazón a tu canto y te habrá purificado a ti el primero.

 

VII. Tu belleza se llamará también misericordia, y consolará el corazón de los hombres.

 

VIII. Darás tu obra como se da un hijo: restando sangre de tu corazón.

 

IX. No te será la belleza opio adormecedor, sino vino generoso que te encienda para la acción, pues si dejas de ser hombre o mujer, dejarás de ser artista.

 

X. De toda creación saldrás con vergüenza, porque fue inferior a tu sueño, e inferior a ese sueño maravilloso de Dios, que es la Naturaleza.

 

sábado, 20 de noviembre de 2021

EL LUGAR DONDE ESTUVO EL PARAÍSO de CARLOS FRANZ - Novelista Chileno-español

 

EL LUGAR DONDE ESTUVO EL PARAÍSO

CARLOS FRANZ

EDITORIAL PLANETA -1996

Por Ingrid Odgers Toloza

 




El lugar donde estuvo el paraíso (1996) fue primer finalista del Premio Planeta de Argentina y se llevó al cine en 2002 con Gerardo Herrero como director.

En esta obra de Franz, nos encontramos una protagonista principal, la hija del Cónsul, que es a su vez narradora. La narración corresponde a un racconto, una narración retrospectiva del pasado, en términos simples: parte con una evocación.

Se advierte que la protagonista posee el complejo de Edipo —Actualmente, el concepto de complejo de Electra ha caído en desuso siendo sustituido por el de Edipo para ambos sexos—. Este es un complejo por el que una mujer, manifiesta amor excesivo por su padre y rivalidad hacia su madre, en este caso rivalidad hacia la amante de su padre. Los otros personajes se componen entonces por su padre, la amante nativa del Amazonas y exbailarina. Hay varios personajes secundarios: el representante de la policía, un excónsul de Iquitos y un investigador que busca a un fugitivo político, y el mismo fugitivo político.

Su padre nombrado siempre en la narración como el Cónsul, tiene casa y pareja, una misteriosa y bella joven loretana algo mayor que su hija. El clima de Iquitos es pegajoso, se mueve entre un excesivo calor desesperante y lluvias y/o tormentas monstruosas y está descrito con considerable detalle, que a veces nos parece denso, lánguido, en la página N° 170 encontramos el quid del título: “Quizá este infierno sea el sitio donde una vez estuvo el Paraíso…”

Existe una velada crítica de la protagonista en relación a su padre, el Cónsul de un país que tampoco se nombra, pero suponemos que es Chile, nuestro país por la dictadura existente en la época del libro. Ocurre que el Cónsul se ha pasado la vida viajando de país en país, según destinaciones que él mismo se permite solicitar, es un hombre que no es apegado a la familia ni a tradiciones, su único interés es viajar, estar lejos de su país. Así se ha pasado su vida.

El Cónsul se niega a echar raíces, él había tomado distancia para ver la vida desde donde uno no puede hacer ni recibir daño: desde el exterior.

Para su hija es un apátrida, para el lector un hombre que huye permanentemente de los países donde se encuentra, la razón la desconocemos. Como hija de padres separados, la protagonista pasa cada período de vacaciones viajando con su padre o donde se encuentra destinado el Cónsul. A sus diecinueve años luego de dos años sin ver a su padre, ella viaja de vacaciones Iquitos, para reencontrarse con su padre. Pero esta vez, su padre tiene pareja, digamos que acá está el centro de la trama.

El clima de Iquitos es pegajoso, descrito con considerables detalles, a tal extremo que las descripciones provocan sensaciones vigorosas. Página 170 tenemos la clave del título: “Quizá este infierno sea el sitio donde una vez estuvo el Paraíso…”

Es esta una novela de excelencia. Carlos Franz, como buen hijo de diplomático escribe de lo que sabe, de lo que conoce y lo hace de forma magistral, se nota el dominio de la ciudad que describe y su lenguaje literario es notable, llama la atención las numerosas metáforas, imágenes y/o comparaciones que utiliza, algo bastante inusual en los narradores. Son notables.

 

jueves, 11 de noviembre de 2021

EL SECUESTRO de CAMILO ORTIZ- Libro de Cuentos - Chile

 

EL SECUESTRO

CAMILO ORTIZ

EDITORIAL EL ESPÁÑOL DE SHAKESPEARE

2020

 

Por Ingrid Odgers

 



En esta obra, Camilo Ortiz, chileno y escritor de la región de Ñuble, nos presenta cerca de veinte cuentos, vinculados por el secuestro del autor.

Son casi doscientos páginas de lectura interesante.

La época corresponde al año 2019, en pleno estallido social del país. La temática de cada cuento es diferente y el autor escribe literalmente obligado por los secuestradores, que componen tres personajes secundarios: un anciano, una mujer y un niño. Son los verdaderos gatillante de la escritura, con sus distintas personalidades y sus deseos atípicos. Ellos son los que fuerzan a escribir, por razones más o menos clara según caprichos exacerbados debido al enojo que experimentan hacia el autor.

El lenguaje utilizado se puede asimilar al lenguaje culto, aunque también incluye giros coloquiales según se necesite en la narración. El lenguaje es claro, directo.

El libro de Ortiz, es expresión del género de ciencia ficción, donde el autor se mueve ágilmente en un contexto imaginario, y de género fantástico, es decir, es un estilo que rompe con la realidad establecida y donde el autor habla desde un narrador omnisciente.

Cabe destacar la imaginación, creatividad de Camilo Ortiz, que fluye rápidamente entre un texto y otro, es imposible aburrirse, la narración mantiene sumamente alerta al lector, es de una tensión precisa y que no decae hasta el final del libro. Destacable el trabajo literario de Camilo, y nos deja admirados por su capacidad inventiva, su agudeza, verdaderamente nos encontramos con un escritor delirante, posee destreza y sagacidad en su trabajo literario, algo muy difícil de encontrar en un escritor de nuestro país, salvo raras excepciones. En una sola palabra: descollante.

Concepción de Chile, 11 noviembre 2021

lunes, 1 de noviembre de 2021

COMENTARIO LITERARIO LA CASA ALEMANA

 

LA CASA ALEMANA

 Annette Hess

Editorial Planeta

AÑO 2019

Por Ingrid Odgers Toloza





La historia se ubica cronológicamente en 1963, en tiempos de pleno resurgimiento económico de la Alemania Occidental. En las vísperas de los juicios de Frankfurt, en los cuales, 318 testigos —el incluyendo 181 sobrevivientes de Auschwitz— dieron su testimonio. En ese tiempo, Alemania le daba prioridad a la construcción del futuro.

La novela se presenta lenta y superflua en sus primeros capítulos, la exposición de la protagonista, su familia y la cotidianidad de sus personajes, es decir sus actividades habituales, en la medida que se va profundizando su lectura, nos daremos cuenta del trabajo que le corresponde a la protagonista o en el trabajo que se involucra y cómo este le permite ir dándose cuenta de los lazos que tiene con sus padres. En esta obra, reviviremos los hechos del campo de concentración y el campo de exterminio dirigido por los nazis, es esta una novela que requirió de parte de la autora una extensa y prolija investigación de los acontecimientos.

Los hechos realmente acontecidos van a su vez ligado a una historia paralela, la parte romántica de la escritura, las actividades de las familias, sus fortalezas y debilidades, y se teje una red literaria por la cual, Hess describe los personajes secundarios que nos acompañarán toda la obra. La escritura de Annette Hess, es muy clara, directa, y nos traslada a La Casa Alemana, atrayéndonos con la trayectoria, el camino que realiza la protagonista.

En esta obra se da cuenta del autoritarismo existente en Alemania, el machismo se hace presente, pero no es una novela feminista, sino una obra que relata hechos reales a través de una historia, (la protagonista y su familia) ficcionada.

La memoria histórica es imposible aplacarla o hacer caso omiso de ella.

La narración trae a la arena no solo a los monstruos bien conocidos del Holocausto, también señala a quienes lo hicieron posible por omisión.

En el fondo lo que quiere decirnos la autora que todos los alemanes son responsables de lo que ocurrió en esos campos, estaríamos hablando entonces, del pecado de omisión si lo vemos desde un punto de vista religioso, desde el punto de vista literario, hablaríamos de “complicidad”, es decir, todos, de una u otra forma son cómplices de la desgracia nazista que se vivió en el país.

Una buena novela. Necesaria para el fomento literario y cultural de la juventud universal.

miércoles, 13 de octubre de 2021

COMENTARIO DEL LIBRO EL PALACIO DE LA RISA DEL ESCRITOR GERMÁN MARÍN -CHILE

 

EL PALACIO DE LA RISA

GERMÁN MARÍN

EDICIONES UNIVERSIDAD DIEGO PORTALES- 2014

 por Ingrid Odgers Toloza





“El palacio de la risa”, nombre de humor negro, se promociona en librerías, con una reseña que dice: “constituye el testimonio artísticamente más logrado y contundente de un pasado atroz” Con esta frase se refiere a la Villa Grimaldi conocida por todos los chilenos, por ser uno de los centros de tortura de la dictadura chilena.

El autor reconstruye desde su memoria Villa Grimaldi, la describe cómo era cuando él la visitaba por ser una finca propiedad del padre de uno de sus compañeros y amigos del colegio cuando él era un niño, mientras la describe y menciona cada uno de sus dueños, hasta cuando fue convertida en una discotheque, plagada de amores furtivos, mucho antes de convertirse en centro de torturas.

El retornado a la patria, nuestro autor, también indaga sobre su ex amante, mientras revive las historias que experimentó en ese hermoso palacio.

El autor hace una descripción detallada de las estancias de la villa entrecruzadas con experiencias añoradas.

Esta obra narrativa es una crónica y una autobiografía del autor, donde concentra la nostalgia, el horror experimentado por algunas de sus amistades y los recuerdos románticos y sensuales que le inspira aquella mujer que alguna vez, estando casado, fue su amante.

Es este un libro empapado de nostalgia, escrito por el autor cuando regresó del exilio. Su tono es conmovedoramente triste y cruel.

 

 

FRAGMENTO 1

“Sólo quedaban de la llamada Villa Grimaldi cuando la visité aquella mañana de diciembre, tras haber llegado hacía dos meses a Chile, las huellas de sus cimientos bajo la maleza que crecía salvaje y verde, alimentada por las lluvias del último invierno, en medio de los escombros menores que los dientes de la máquina excavadora no habían podido recoger…”

 

FRAGMENTO 2

“…Yo no venía del extranjero, sino del pasado, que al parecer nadie quería, pues, de acuerdo a lo que había captado, aquel tiempo representaba poco y nada en la vida actual de los chilenos…”

jueves, 2 de septiembre de 2021

SANTIAGO CERO CARLOS FRANZ

 

SANTIAGO CERO

CARLOS FRANZ

EDITORIAL DEBOLSILLO CONTEMPORÁNEA

PENGUIN RANDOM HOUSE – 2019

POR INGRID ODGERS TOLOZA

 


Santiago Cero, de Carlos Franz (nacido en 1959), sale a la luz en Chile en 1989, avalado por el Premio CICLA, mención novela (otorgado en 1988 en Perú por el Consejo de Investigación Cultural Latinoamericana).

Este libro, fue escrito en los terribles y dolorosos tiempos de dictadura, encontramos en esta obra, los temas de identidad, ciudad y tiempo. Ciudad, el escenario crítico de la historia de Chile, donde espacio y persona se unen a través del miedo imperante de la época.

El protagonista escribe sobre su experiencia en tiempos universitarios y es quien se encuentra realizando trabajos forzados en una isla. Nos parece una experiencia personal donde la narración se desplaza con el uso de la segunda persona, es decir, el protagonista dice: “Tú eras inocente antes de que llegara aquella primera carta

 El personaje principal, entabla conversaciones con sus compañeros de facultad en la cafetería, espacio que es la fuente de acontecimientos, aspiración o cosas que se anhelan, a pesar que es muy quimérico que se transformen en realidad, es en el café el lugar donde disfrutan y sueñan despiertos, es este el único espacio que los aísla de la espesa y represiva realidad que los circunda.

El amor juvenil es un tema a considerar en esta misteriosa escritura y punto esencial en la historia, se conjuga ciudad, tiempo, identidad y un amor no correspondido pero lo gatillante es la época, la violencia, la orfandad que sienten los jóvenes, y en especial el vibrante grito del silencio, la imposibilidad de la comunicación porque la desconfianza impera cada día tanto como el miedo. Carlos Franz, nos lleva a un tiempo del horror con pluma clara y plena de misterio, tan reprimida como la realidad que se vive y nos mantiene persistentemente interrogantes respecto al final.

 

Santiago cero es testimonio de un tiempo de abandono, donde los sueños fueron literalmente quemados.

Una nota relevante es mencionar que Franz fue alumno del gran narrador chileno José Donoso.

 

 

miércoles, 25 de agosto de 2021

Libro SE UN POEMA de la escritora chilena Lorena Rioseco Palacios -Viña del mar

 

_______________________________________________________________

 

PRÓLOGO

Sé un poema

De Lorena Rioseco Palacios




Por Ingrid Odgers T.

La vida es sueño; el despertar es lo que nos mata.

Como nadie puede decirme si la escritura es mala o buena,

 el único valor seguro es el propio placer. Estoy segura de eso.

Virginia Woolf

 Recibimos su libro y prontamente, nos sumergimos en la lectura y relectura de esta obra donde se respira una poética, una estética de la incertidumbre. Leemos:

 Fragmento del poema Canto de primavera: Así es la poesía / Un tiempo sin tiempo / Un chapucear en el lodazal con sabor a níspero /maduro / Con su cuero a medio morder y medio morir / Como la letra/ Siempre agónica/

 Fragmento del poema Me perderé: Me perderé como se pierden / esas noches de insomnio / Como se van en vuelo incierto / las golondrinas en su libertad/

Recordamos las palabras de Alicia Satorras Pons, estampadas en su tesis doctoral de Estudios lingüísticos, literarios y culturales, palabras que se quedan grabadas y cómo no mencionarlas en este comentario de literatura:  Sentirme atraída de un modo irreversible hacia la vorágine del sentido, o hacia el laberinto del sinsentido –que es lo mismo-, me condena a leer sabiendo de antemano que emprendo un camino hacia la insatisfacción, puesto que la literatura, en mi opinión, es un camino hacia la incertidumbre.

En este camino de incertidumbres, la escritura de Rioseco Palacios, se desplaza ágil, rasgada, doliente y a la vez coherente, se reproduce como un culto, un apego literario a la duda y es que la incertidumbre es la génesis, en este libro, de una profusión de imágenes poéticas que nos tocan y remecen la esencia del ser. Pero hay más: La poeta, tal como Alfonsina Storni, en su discurso poético se muestra firme defensora de los derechos civiles de la mujer y de los discriminados por la sociedad, temas que, en Lorena, forman parte de su canto auténtico, real y abismante. Aun en sus textos, encontramos la nostalgia y la ilusión del amor, el golpe del desamor, en esta escritura de pandemia, de crisis social y económica a nivel mundial, sus versos se alzan firme, veraces, dolientes y se unen en solo un grito: despertar.

 Fragmento del poema Sé un poema: 

Sé un poema / Ahora que el mundo se vive en pandemia / En injusticia / Desigualdad /

Malos augurios /Así como los instantes /En que el peso del silencio lo cubre todo /

Incluso los sentimientos…/ Desbloquea y traza un horizonte de versos / Observa y vuelve a ser poema

Sin embargo, no todo es dolor, tristezas o decepción, también tenemos un canto de esperanza, la poeta nos dice: Y es en este día de desolación / que se acerca el recuerdo de mí misma/ Como ráfaga de risas y así llega el momento justo/ Instante único/ Momento supremo/ Cuando el higo florece y los gorriones /cantan como zorzales...

Cierto, el higo florece, así como prospera, se ensancha y profundiza la creación poética de Lorena, creación contemplativa, que pronuncia crudamente, que es espejo de estos tiempos y de la ineludible perplejidad de la poesía que nos remece en las antípodas de la existencia, este pasar raudo, complejo por la tierra con todas sus vicisitudes, alegrías, comedias y tragedias cotidianas. A propósito de higos, recordamos que la higuera ha sido una constante referencia bíblica, entre otras citas diversas, que fueron sus hojas las que utilizaron Adán y Eva para cubrirse cuando se sintieron desnudos, Lorena Rioseco Palacios se alimenta y cubre de poesía.

  

 

Concepción de Chile, a 24 días del mes de agosto de año 2021.

Talleres de Creación literaria

Literatura en TV