DERECHOS RESERVADOS

DERECHOS RESERVADOS
CREACIÓN DISEÑO Y PROPIEDAD INTELECTUAL DE INGRID ODGERS

Estamos en:

comentarios

«Leer sin meditar es una ocupación inútil». Confucio

Páginas vistas en total

viernes, 13 de enero de 2017

CURSO DE ANATOMÍA de Consuelo Martínez Astorga, poeta de Temuco, Chile

CURSO DE ANATOMÍA
de Consuelo Martínez Astorga
KALLFU EDICIONES

 Comenta: Ingrid Odgers, escritora, poeta, novelista y crítica chilena.

(El libro viene con ilustraciones y traducciones al inglés y al mapudungun)

Y Dios procedió a construir de la costilla que había tomado del hombre una mujer, y a traerla al hombre.
Entonces dijo el hombre:
“Esto por fin es hueso de mis huesos
y carne de mi carne.
Esta será llamada Mujer,*
porque del hombre*fue tomada esta”.

Adán
Desesperado, busca entre los restos de sangre la costilla que ha perdido. Consuelo Martínez Astorga.


 Y es así como desde el Génesis, nace el libro Curso de Anatomía, de la poeta Consuelo Martínez Astorga. Nos  llega desde Temuco, región de la Araucanía, este poemario de reflexión profunda  sobre el nacimiento y el despertar del cuerpo, cuerpo de mujer que de acuerdo a cánones establecidos  se cree que viene de la costilla de Adán, el primer hombre creado por Dios.(Génesis 2)

La autora escribe sobre el cuerpo y  genera una relación escritural viva e intensa entre CUERPO VERSUS  TEXTO, como  una poética que transforma, vulnera y cavila  con agudo ojo esta cápsula que nos envuelve o aprisiona. Es esta una creación poética  sistematizada pulcramente por Martínez  Astorga. Latido, sangre, agua, cabeza, son la puerta de entrada a una obra que se debate entre lo invisible (espiritual)  al ser humano y la cruenta materialidad.

Es el encuentro, la cita a ciegas con la envoltura o caparazón de nuestro invisible espíritu que nos mueve y anima (conforme a la creencia cristiana).

En esta confrontación imprescindible queda un solitario desconocimiento del ser interior. Se manifiesta  muy claramente en el poema titulado Tras un espejo, donde nuestra poeta nos dice: tengo un cuerpo. / me miro al espejo / y se supone que soy yo, me dicen / que soy así / que así es la carne terrenal./el reflejo repite mi nombre / pero me miro /y soy tan distinta /no tengo nada de lo que el espejo escribe.

Del polvo, de la ceniza o del agua emerge la Mano, ante ella,  la poeta despliega su decepción:
Nada puede / contra lo que la mente quiere / y la mano no puede completar. / Así dolorosa llora/n lánguida /  tendida en una inexplicable apariencia de dolor.
Luego  viene la marea de la mente, el miedo a sí misma, el tedio, las mismas palabras, las mismas páginas, esa rutina insoportable que Consuelo expresa con sencillez y claridad absoluta:

ASÍ EN UNA EXTRAÑA forma de existir, me fui a vivir entre la sangre y el hueso, deformando a cada paso los restos de una causa distanciada. habito desde los orígenes en lo desnudo de la defensa y duelo, me duelo, en una causa justa.

La angustia se refleja en sus versos de Crónico: el hueso engendra / un dolor de mares, una sentencia / a sufrir/ de crónica angustia.

Consuelo nos trae un verso fuerte, de mucho brío interior, pero también un verso mesurado y una prosa con tintes de Bombal. (Recomiendo leer el texto Olvidar, página 54 del texto impreso).

Un excelente libro que vale la pena leer.

Regreso

Lo hice: he muerto. Mis labios yacen todavía ardientes y una levedad profunda me dice que el sueño se terminó y que mi cuerpo ha regresado al infinito.


Anónimo


no tengo nombre. lo olvidé, o lo olvidaron. me guardaron y me entregaron. he sido libre o libre hasta la consecuencia de la que ha sido mi vida. no tengo nombre, no me lo dieron, no me dieron sangre y vivo de una sangre prestada, o de un nombre prestado. me desconocen, o no me conocen por mi nombre, ni por mi herencia, vagando entre las hojas allí encuentro cada día un nuevo nombre, y me desprecian otra vez. no tengo nombre, soy muchos de ellos.


Bien lo dijo Lacan: "...estamos angustiados porque estamos vivos, porque tenemos un cuerpo, al que las palabras afectan, y sobre el que no tenemos dominio."


Breve reseña.

Consuelo Martínez Astorga. Temuco, 1989. Escritora. Profesora de Lengua Castellana y Comunicación. Miembro Gestor de Proyecto Kallfü – Literatura y Humanidades (www.kallfü.cl). Publica en 2012 por auto-gestión su primer libro titulado La Sombra del Pájaro, para luego en 2015 publicar su segundo poemario titulado Curso de Anatomía bajo Kallfü Ediciones. Actualmente ejerce como docente en la Universidad Católica de Temuco. Integra la Antología Chilena-Rumana, editada por  Orizont literar Contemporan 2016.

Talleres de Creación literaria

Literatura en TV

Loading...

Ingrid Odgers

Ingrid Odgers
Reflexión