DERECHOS RESERVADOS

DERECHOS RESERVADOS
CREACIÓN DISEÑO Y PROPIEDAD INTELECTUAL DE INGRID ODGERS

Estamos en:

comentarios

«Leer sin meditar es una ocupación inútil». Confucio

Páginas vistas en total

domingo, 14 de septiembre de 2014

LAS PUPILAS DEL INSOMNIO DE SILVIA OSORIO

LAS PUPILAS DEL INSOMNIO
SILVIA OSORIO
EDITORIAL BORDES, 2013



En estos últimos años, la poesía se ha visto regida por poetas de trayectoria, ya galardonados por años y años, excepto algunos casos,  no presentan innovación o evolución en su poética o en su creación narrativa. Digerimos por lo mismo aquello “conocido” y “reconocido” por décadas, nos bombardean diversos artículos o marketing de revistas y/o diarios y solemos pensar que nada nuevo hay. Que no hay más. Nos perdemos en la rutina de buscar,  en bibliotecas y librerías, siempre los mismos libros, de los mismos autores y olvidamos que en el subterráneo de las ciudades, nacen, crecen, evolucionan, trabajan la Palabra, en la soledad del callejón regional o provinciano, muchísimos escritores, poetas o narradores con dedicación, bríos y esfuerzo y muchísimo respeto.

Silvia Osorio, es una de ellos/as, una poeta que en “Pupilas del insomnio”, nos presenta un trabajo serio, maduro, profundo. Es una autora que tiene oficio, capacidad analítica, de reflexión intensa pero también una extraordinaria espiritualidad y sabiduría.

QUINTA OCTAVA CÓSMICA
Pág. 43
Mi  voz se oía en rededor
¿Dónde estás? Preguntaba
Mientras un ejército de fieras sigilosas
Me seguía a distancia

Pág. 44
Dónde estás preguntaba
Y como una ventisca tórrida mi aliento
Calcinaba el paisaje

Pág. 45
¿Por qué te escondes de tu madre?
¿No oíste mi llamada?
-Te oí  y tuve miedo que me vieras
Porque me hallaba desnuda
-¿Quién te informó que lo estabas?
¿De la especie animal que te ordené no comieras?
¿Has comido?
-El macho que me diste por compañero
Me dio un trozo y lo comí.

Pág. 46
Muda de asombro le dije a tu ayudante
¿Qué es lo que has hecho?
-La serpiente -alegó él-
Sin alzar la vista del suelo.



La Mujer de Ébano ( 1 ° parte del libro "Las Pupilas del insomnio" de Silvia Osorio)




PRIMERA OCTAVA CÓSMICA



En el comienzo/
Cuando en lo alto NADA había sido nombrado/
Sabiéndome única e indivisible/
Creé estas tres leyes o principios:/
Carbono/Nitrógeno/Y Oxígeno/
Que son la base de toda la materia

****

He aquí como SOY el Alpha/
Y el Omega/
En enormes nubes de gas/
Condensé Helio/Protones/
Neutrones/
Electrones/
Y formé todos los soles/
La vía láctea/
Los planetas/
La tierra/
La luna y la Nada

****


Y porque en mi poder están las llaves/
Del inicio de los tiempos/
300.000 años después de la gran explosión/
Quise que la niebla desapareciera/
Y se volviera transparente el universo




SEGUNDA OCTAVA CÓSMICA



La primera tarde y la primera mañana/
Al dividir las aguas de las aguas/
Formé los átomos de Hidrógeno/
Y creé la atmósfera respirable

****

La segunda tarde y la segunda mañana/
Para hartar la tierra/
Dispuse que se solidificaran el Sardio/
La Calcedonia/
El Crisólito/
La Sardónica/
Y el Crisopraso

****

La tercera tarde y la tercera mañana/
Sabiendo que toda la vida orgánica/
Debía trabajar para la luna/
Quise que los mares/
La tierra/
Y la faz de los cielos/
Se enjambraran de Cotilo saurios/
Placo dontes/
Dinosaurios/
Quelonios/
Pelícosaurios/
Y Rincocéfalos

****

La cuarta tarde y la cuarta mañana/
Deseando que desempeñaras el mismo papel/
Que los planetas en relación a la tierra/
La tierra en relación a la luna/
Y los soles en relación al sol/
De mi propia sustancia hice surgir/
Lo Cerebral/
Sanguíneo/
Espinal/
Respiratorio/
Digestivo y Simpático

****

La quinta tarde y la quinta mañana/
Consciente de que mis emanaciones lo penetraban todo/
Descansé reclinada en mi asiento de ámbar



TERCERA OCTAVA CÓSMICA




El valle del río OMO/Miraba al Este/
Un caudaloso afluente lo irrigaba

****

En mitad de él te implanté una tarde/
Cuando los hervideros de Quebrantahuesos/
Milanos/
Esmerejones/
Somormujos/
Laros/
Calamones y Onocrótalos/
Picoteaban la esclavina índigo del viento/
Para que los cántaros de Calígine/
Se vertieran sobre las copas vegetales/
Del Limero/
El Almez y la Catalpa

****

Y antes mucho antes que alabaras las estrellas/
O el crepúsculo/
Te advertía con estás palabras:/
-De todo lo que existe en el valle podrás comer/
Empero de lo que contiene el conocimiento/
Del bien y el mal no te alimentarás jamás/
Pues el día que lo hagas morirás

****

Apoyada en la baranda del horizonte/
Sabiendo que la involución/Procede de arriba hacia abajo/
Y la evolución de abajo hacia arriba/
En tu mano puse el alma de todo lo viviente/
Para que lo nombraras

****

Al constatar que de entre cada reptil alado/
Que en cuatro patas camina/
Entre todo lo que posee pezuñas hendidas/
Alas y plumas/Aletas y escamas/
No hallarías un ayudante/
Te dije:- No es bueno que estés tan sola

****

A medida que se desataban las pléyades/
Y la lámpara mayor de la noche/
Nacaraba la excrecencia de la montaña/
Hice que cayeras en un profundo letargo/
De tu flanco derecho tomé la costilla/
Y procedí a construirte un ayudante/
A tu imagen y semejanza

Silvia nos dice en”Debajo de la sombrilla de los locos” (página 87), una parte de su extenso y profundo poemario, lo siguiente:

“…El poeta es ignorante en los aspectos que dicen relación con su mensaje. Por el contrario, no con lo referente a la estructura ya que, de alguna forma, debe de antemano conocer – o reconocer – lo que atañe al oficio y la métrica. El creador, en cualquier disciplina que desarrolle, deberá estar sumido en un estado de conciencia superior para estructurar un verso. Similar estado para matizar una pintura o atiborrar una partitura. Si cada creador fuera dueño y amo absoluto de sí mismo – si tuviera un YO permanente – su creación seria pareja. Tendría un mensaje claro y cualquier persona, que accediera a esa creación, sabría decir qué siente: qué ve y qué escucha. Sin embargo, el oyente es tan ignorante como el creador. Sólo por vanidad se atribuye la capacidad y hasta el poder de descifrar, discernir o conceptualizar.
Al sostener ‘YO SOY’ ‘YO HABLO’ ‘YO ESCRIBO’ ‘YO ENTIENDO’, no sólo miente a los demás. También se miente a sí mismo. Por el contrario, si expresara ‘YO CREO QUE ENTIENDO’, sería honesto con él, con el creador y con lo creado. Lo único claro, en el ámbito de este debate, es que cada cosa sucede. En el caso particular de un poeta, ‘SUCEDE QUE ESCRIBE’, ‘SUCEDE QUE ES UN POETA’. No obstante, no es un creador porque lo quiera. Más bien, está sujeto a las leyes del universo. En este sentido, el universo externo al creador no le mostrará jamás las verdades. Tampoco el por qué. Al carecer de una unidad, aquella revelación lo enajenaría por no poder ser uno y siempre el mismo.
El sentido y la percepción
Lo digo de entrada. Sin reservas: No quiero hablar de una poética pues no existe. Por el contrario, lo que anda revoloteando, o aleteando por mi interior, es una idea vaga de lo que me gustaría decir. Más bien, evidenciar en mi escritura. En este aspecto, la inspiración no existe. Lo que llamamos inspiración es, en rigor, una aptitud que, por gusto personal o afición, se va desarrollando: es cuánto se suda frente a la página en blanco. Es cuando el obrero transpira subiendo o bajando del andamio. Es un proceso que se desarrolla con la ayuda de sus pares de oficio. Quien escribe poesía – a quien denominan poeta – hace textualmente lo mismo.
Para separar verdad y poesía tendríamos que entender, en primer término, qué es una verdad. Una verdad, deduzco, está condicionada por la vivencia personal. En consecuencia, no se puede repetir ni clasificar por su esencia íntima. Lo único que podemos hacer es repetir la sensación. Pero esa sensación, vivificada interiormente, ha pasado y el contenido emocional, que la nutrió, se ha desvanecido. Resulta ilógico sostener que es posible acceder a ella, en el sentido de emoción, del mismo modo que aquel que la experimentó….”
Esta sólida poeta chilena, nos entrega un libro  donde observamos las interrelaciones entre la cosmovisión de la creación del universo presente en las Escrituras con reflexiones sobre la temática, con óptica científica, posee una visión oriental respecto a escritura y abandono. A su vez están presentes las interrelaciones personales entre dos seres como el ser poeta y ser mujer.
Una poeta chilena imprescindible en nuestras lecturas.

Ingrid Odgers Toloza

Escritora-editora

No hay comentarios:

Talleres de Creación literaria

Literatura en TV

Loading...