DERECHOS RESERVADOS

DERECHOS RESERVADOS
CREACIÓN DISEÑO Y PROPIEDAD INTELECTUAL DE INGRID ODGERS

Estamos en:

comentarios

«Leer sin meditar es una ocupación inútil». Confucio

Páginas vistas en total

sábado, 3 de noviembre de 2018

DEMIAN HERMAN HESSE


DEMIAN

HERMAN HESSE

ALIANZA EDITORIAL, 1968

Por Ingrid Odgers






Nos encontramos con una interesante y relevante obra de formación o novela de educación.

Hesse nos narra el trayecto de la infancia a la adultez de un chico llamado Emil Sinclair, hay que aclarar que esta no es una narrativa para entretener al lector sino para efectuar una profunda reflexión sobre la vida, la realidad y el destino. Podría perfectamente llamarse “el despertar de la conciencia”, estamos aquí, en la tierra pero ¿por qué y para qué? Para llevar una rutina odiosa, apegados a normas que a veces nos agradan pero muchas otras detestamos.

¿Podemos aprender totalmente solos los acontecimientos de la vida?, sí, pero también necesitamos de otros y otras para aclarar las inquietudes y calmar la tormenta de preguntas que en la soledad de nuestra habitación o en un simple paseo por algún parque nos asaltan y abruman, en especial en el paso a la adolescencia. Y este chico atrapado en un sinnúmero de preguntas, a quién marca un hecho: una tonta mentira a un chico desconocido y malandrín sin escrúpulos, que lo lleva  a transformarse en un habitante de “lo oscuro”, un ser culpable y avergonzado ante sus padres y hermanas. Seguimos con atención el derrotero de Emil Sinclair, inmersos en una atmósfera de misterio, desconfianza, aprehensiones, algo de temor y a veces terror, terror al descubrimiento de un mundo ignorado y a no saber reaccionar a las interacciones con el otro u otra. Siempre en busca de un lugar en el mundo. Nos movemos entre la claridad y la oscuridad, pero ¿Cómo encontrar el equilibrio? Es posible o ¿únicamente merecemos morir?

¿Qué debemos hacer para encontrar el sentido de la vida?

¿Cómo podemos aceptarla?

¿Cuál es el camino a seguir?



Los invito a encontrar las respuestas leyendo esta honda, fascinante y bella obra de Herman Hesse, tan recomendable para jóvenes y adultos.



FRAGMENTO:
Y me contó la historia de un muchacho enamorado de una estrella. Adoraba a su estrella junto al mar, tendía sus brazos hacia ella, soñaba con ella y le dirigía todos sus pensamientos. Pero sabía, o creía saber, que una estrella no puede ser abrazada por un ser humano. Creía que su destino era amar a una estrella sin esperanza; y sobre esta idea construyó todo un poema vital de renuncia y de sufrimiento silencioso y fiel que habría de purificarle y perfeccionarle. Todos sus sueños se concentraban en la estrella.
Una noche estaba de nuevo junto al mar, sobre un acantilado, contemplando la estrella y ardiendo de amor hacia ella. En el momento de mayor pasión dio unos pasos hacia adelante y se lanzó al vacío, a su encuentro. Pero en el instante de tirarse pensó que era imposible y cayó a la playa destrozado. No había sabido amar. Si en el momento de lanzarse hubiera tenido la fuerza de creer firmemente en la realización de su amor, hubiese volado hacia arriba a reunirse con su estrella.
-El amor no debe pedir -dijo-, ni tampoco exigir. Ha de tener la fuerza de encontrar en sí mismo la certeza. En ese momento ya no se siente atraído, sino que atrae él mismo. Sinclair: su amor se siente atraído por mí. El día que me atraiga a sí, acudiré. No quiero hacer regalos. Quiero ser ganada.
Un tiempo después me contó otra historia. Se trataba de un enamorado que amaba sin esperanza. Se refugió por completo en su corazón y creyó que se abrasaba de amor.
El mundo a su alrededor desapareció; ya no veía el azul del  arpa no sonaba; todo se había hundido, quedando él pobre y desdichado. Su amor, sin embargo, crecía; y prefirió morir y perecer a renunciar a la hermosa mujer que amaba. Entonces se dio cuenta de que su amor había quemado todo lo demás, de que tomaba fuerza y empezaba a ejercer su poderosa atracción sobre la hermosa mujer, que tuvo que acudir a su lado. Cuando estuvo ante él, que la esperaba con los brazos abiertos, vio que estaba transformada por completo; y, sobrecogido, sintió y vio que había atraído hacia sí a todo el mundo perdido. Ella se acercó y se entregó a él: el cielo, el bosque, el arroyo, todo le salió al encuentro con nuevos colores frescos y maravillosos; ahora le pertenecía, hablaba su lenguaje. Y en vez de haber ganado solamente una mujer, tenía el mundo entero entre sus brazos y cada estrella del firmamento ardía en él y refulgía gozosamente en su alma. Había amado y, a través del amor, se había encontrado a sí mismo. La mayoría ama para perderse.

viernes, 5 de octubre de 2018

Presentación Libro Cartas a Lorraine De Rossana Arellano Guirao


Presentación

Libro Cartas a Lorraine

De Rossana Arellano Guirao

Ediciones Orlando, 2018.

Por Ingrid Odgers






CARTAS A LORRAINE ES UN CONFESIONARIO, donde la sacerdotisa es precisamente Lorraine y la hablante una mujer, no una mujer cualquiera, no una mujer común  corriente, una que se siente fuera de este universo terrenal,

ante una Lorraine que es real o imaginaria, ESTO, solo la autora lo sabe.



Estamos ante un locutorio donde se susurran las reflexiones más íntimas, el dolor más agudo, la decepción honda y suspira un viento sutil, una leve esperanza. Nos transporta Rossana al paisaje solitario de la mujer, aquella oquedad que nada puede apagar  o cubrir…nos traslada al universo femenino con sus llantos, sus risas, los recuerdos, la identidad, el origen y una esperanza entrecortada por ilusiones y sueños inconclusos.



Es la autora-creadora, de imaginativa, potente y lúcida inteligencia, que nos cuelga de relatos, prosa poética, donde toda mujer puede sentirse plenamente identificada.



Veamos:

¿Qué hay en esta delicada y fuerte hablante de Cartas a Lorraine?

Primero: Habita en dos mundos diferentes. Descubre su mundo espiritual, su interior puro y diáfano y como contraparte nos habla desde su experiencia terrenal. Mejor dicho habla a Lorraine, su sacerdotisa o ¿sacerdote? (la duda)

Segundo: Se unen en esta obra una estética del dolor y una mirada desde el ser mujer hoy.

Tercero. La escritura en prosa poética.

Ocurre, entonces, en esta obra como manifiesta Adriana Valdés, (Valdés, 1984:38),  el lenguaje, como expresión cultural, hereda una interpretación de la realidad; la estructura del lenguaje se vuelve estructura de la realidad, y en ella se perpetúan todas las dominaciones, incluso la dominación ejercida sobre la mujer. Podemos decir, las presiones cotidianas que padecemos como mujeres.

Es este un mundo rico contiene, la vida misma: la casa, los hijos, el amor en pleno se nos presenta con su multiforme color y sus espejos de decepción, ingratitudes, tiempos perdidos, oscuros o claros, luchas y/o batallas perdidas, y la renuncia.



Rossana nos dibuja en tres dimensiones: La vida real, la vida espiritual y el submundo, aquello que solo un ojo certero es capaz de ver, un ojo cultivado por la experiencia y la lectura abundante de libros, comunión que gatilla la idea, la creatividad y el arte.



El gran poeta mexicano, Octavio Paz, que indica: “designamos con la palabra imagen toda forma verbal, frase o conjunto de frases, que el poeta dice y que unidas componen un poema [...] y se llaman comparaciones, símiles, metáforas, juegos de palabras, símbolos, alegorías, ficciones, fábulas, etc.” (Paz, 1983: 73). Todos estos recursos son recurrentes en la prosa poética de Rossana Arellano.



Sin duda, estamos frente a una obra de arte, un objeto artístico (original y único) de incalculable valor, que nos transporta, remece, estremece y nos devela la profundidad, el ancho y la altura del amor, en especial el amor, la fidelidad a la creación, creación, a la cual no es posible renunciar, la renuncia significa la muerte. Y es que la creación es inherente a la vida de la autora, observamos un talento natural, vívido, genial sin cuya expresión artística es imposible transitar por  calles y veredas de la existencia, para  Arellano Guirao, y como para tantos como ella, la escritura es una forma de sobrevivir, un trabajo al que no se puede renunciar.



¡Salud por esta Lorraine!

jueves, 20 de septiembre de 2018

Libro de Poemas "GRITO" de Cecilia Palma Jara


GRITO

CECILIA PALMA JARA

EDICIONES EUTOPÍA, 2018



Por Ingrid OdgersToloza

Escritora y editora






En esta obra de la reconocida poeta chilena Cecilia Palma, vemos una hablante que se mueve entre el abismo-decisión, entre el fin y  el comienzo del grito, se nace a la oquedad, con un grito-alarido tal vez con  la visión infernal que silencia moralidad y pensamiento.

Este poemario, que contiene breves versos, donde la palabra yergue significantes poderosos, intensos y activos, plantea si no es acaso que el origen de la libertad es el acto verdadero, real del grito, el grito que posee a la hablante en el trayecto de su escritura, grito que desgarra y somete, sin embargo nuestra hablante nos dice:”he alzado las alas y he retrocedido/ he alzado las alas y he volado/ así son las cosas/

Pronto  la poeta Palma Jara, nos conduce sutil y dolorosamente  a la prisión de la piel, que no es más que la prisión Deste templo donde podemos sangrar  y desangrar, ante los acontecimientos que nos circundan y/o aquellos que nos hunden en la oquedad, ese vacío existencial que nos embarga de pronto a los creadores/as.

En lo personal el clímax del libro lo encuentro en la página 48, indico:

Arriba se abrazan los vientos

Un disfrute gozoso a la intemperie

Un precoz destino de uniones y éxtasis

Largas greñas envuelven los ocres del desierto

Una chola grita a sus antepasados una historia

De abusos y niños tragados por la

Arena y el frío

Canta a la aurora rosácea

Inaugura el silencio

Despeja al destino sus pasos

Yo juego a extender mis alas

Pero no hay viento que se lleve mi nombre



El lenguaje retoma aquí la densidad enigmática, pero no se trata de reencontrar palabras sino de inquietar las palabras que decimos, de denunciar el pliegue de las ideas, disipar los mitos que animan nuestras palabras y hacer brillante y audible la parte de silencio que todo discurso lleva consigo. (Foucault, Las palabras y las cosas, pág. 291).

Podemos decir, entonces que la impotencia, vibra en este poema, y se desliza también por nuestra piel el Grito de Cecilia, que nos interpreta tan magníficamente en estos tiempos plenos de soledad e incomunicación. 









miércoles, 19 de septiembre de 2018

NOVELA ELTIEMPO ENTRE COSTURAS MARÍA DUEÑAS


ELTIEMPO ENTRE COSTURAS
MARÍA DUEÑAS
Editorial Planeta




Esta ficción histórica, se desarrolla en el Marruecos del protectorado español, específicamente la ciudad de Tánger y Teután y nos conduce por un periplo entre Madrid, Marruecos y la hermosa Lisboa de Portugal.

Se advierte en esta obra una investigación exhaustivamente documentada y es poseedora de una narrativa muy bien estructurada y claramente bien escrita.
 La trama del libro  se enriquece con la aventura africana y abarca la Segunda Guerra Mundial donde vemos abiertamente la guerra entre ingleses y alemanes y el poder de contar con valiosa información.

El personaje principal, una costurera, va encumbrándose e introduciéndose dentro de una sociedad que la llevará por caminos de espionaje, política y amor inesperados.

Sira Quiroga, protagonista que vemos crecer desde niña trabajando y aprendiendo con su madre costurera de un gran taller de costura en Madrid, disfrutará del amor y como ser humano, sufrirá el desamor y la decepción en sus tiempos de juventud, la veremos frágil, indefensa y en pobreza.

Este pozo amargo sin duda será imprescindible para convertirse más adelante en una mujer independiente, con autonomía económica, al ser modista, puede tener su propio dinero, trabajar por si misma sin ninguna vinculación con nadie más y de esta manera moverse de un sitio a otro, es así como entra en contacto con personajes históricos que pertenecen a un mundo extremadamente diferente.

La autora crea un universo interesantísimo, donde destaca la fusión de culturas, el movimiento de gente que se traslada de un lado a otro, sin tener nadie del todo claro quién es cada cual.
La verdad que la novela es atrapante, además de intrigante y misteriosa, jamás sabemos en quién realmente Sira, nuestra Sira Quiroga, hermosa y atrayente, puede confiar con certeza.

Es esta una novela muy recomendable. Hay que leerla.

Ingrid Odgers Toloza
Escritora-editora
CHILE

lunes, 27 de agosto de 2018

EL ASADO DE BACON de la poeta MAHA VIAL



EL ASADO DE BACON
MAHA VIAL
EDITORIAL KULTRUN
VALDIVIA, 2007



Al toque del relámpago
Sacad de paseo vuestro espíritu
Hacia los acantilados del mundo exterior
Tomad la primera palabra que salte sobre el labio
Y lanzaos con ella al infinito.
Enrique Gómez Correa.
Mandrágora, arte poético.

La Patria brillante de Maha Vial.

El libro de Maha, está inspirado en la obra del artista Francis Bacon que fue un pintor figurativo y deformador expresionista, de origen irlandés.

Según Daniel Navarrete (Austral, Valdivia 2008), “El asado de Bacon" nació de un proceso de constante cuestionamiento personal de la autora y marcó el nacimiento de una Maha que está redescubriendo su pasión por el teatro y experimentando con la comunicación en formatos como los cuentos.

Al abrir el libro y empezar a leerlo es natural quedar impresionada ante tan brillante manejo del lenguaje, un explosivo chorro abundante de palabras bellamente dispuestas nos sorprende y asombra. Hay aquí un fenómeno de la palabra, una mujer abierta a la cópula, una que goza con ritmo y sin pausa con la PA-LA-BRA.

Vigor, fuerza, inteligencia, viveza, Maha Vial se transforma en la PATRIA de la Palabra.

Una PATRIA por la que una quiere, luchar, marchar, pertenecer, enarbolar bandera, copular con los libros, lamer cada palabra y cada letra, comer cada pedazo de tierra y … no abandonar jamás. Pero, nunca jamás. Es que aquí hay fervor por la creación, fervor y locura, sexualidad, pasión…un mundo nuevo. Estar en el mundo de Maha, es estar encima de un pájaro nocturno, recordando un verso suyo: estoy arriba de un pájaro nocturno.

Es nuestra Maha Vial,  la gran exponente de la poesía negra actual. Una poeta actual, víva y vívida que merece nuestra admiración y todas nuestras lecturas.

No puedo dejar de recordar, después de leer y releer esta obra de Vial,  al poeta Enrique Gómez-Correa uno de los cofundadores del grupo Mandrágora, quien dio forma y sustento al experimento surrealista en Chile. Concibe la poesía como una forma de penetrar en lo desconocido y recomienda huir “de los concursos, de los premios literarios, de la lepra y de Neruda”.

Recuerdo, a su vez al poeta al gran poeta Jorge Cáceres, a Teófilo Cid,  que ofreció su vida a las exigencias de la poesía negra que no pone límites en el orden del sacrificio. Como dice en su artículo “Continuadores del sueño”: “Es preciso la experiencia profunda de la poesía. El crimen, el incesto, lo negro, son manifestaciones más altas de lo absoluto de nuestra personalidad”. Su relampagueante estilo, su intensidad, su elegancia, su conocimiento profundo de la literatura, su manera de estructurar lo NEGRO, reservan insospechables sorpresas en todos los géneros de expresión que ha invadido la Poesía Negra.

 Maha Vial, no se queda atrás en este siglo XXI.

Ingrid Odgers Toloza



Nota:
La definición de lo negro: Lo negro es esta actitud del ser que, desligándose de toda sistematización intelectual, le permite captar al hombre a través de lo negativo, repentinamente al placer en su forma fugaz, y vivirlo como categoría espiritual. Crimen, locura, sueño, perversión en estado de gracia y pureza. Se estará más allá de la dominante emanada del prejuicio del bien así como de este otro prejuicio en formación que es el prejuicio del mal. No se tratará de ser maldito, poeta maldito, sino de no temerle a la maldición. Es preciso aprender a superar la experiencia del fracaso como la experiencia del triunfo. Enrique Gómez Correa.


Lo negro es esta actitud del ser que, desligándose de toda sistematización intelectual, le permite captar al hombre a través de lo negativo, repentinamente al placer en su forma fugaz, y vivirlo como categoría espiritual. Crimen, locura, sueño, perversión en estado de gracia y pureza. Se estará más allá de la dominante emanada del prejuicio del bien así como de este otro prejuicio en formación que es el prejuicio del mal. No se tratará de ser maldito, poeta maldito, sino de no temerle a la maldición. Es preciso aprender a superar la experiencia del fracaso como la experiencia del triunfo.


Referencias:
https://www.mandragora.uchile.cl/gomezcorrea/manifiesto.html

http://www.mandragora.uchile.cl/gomezcorrea/manifiestos/varios/testimoniodeunpoetanegro.htm

Talleres de Creación literaria

Literatura en TV