DERECHOS RESERVADOS

DERECHOS RESERVADOS
CREACIÓN DISEÑO Y PROPIEDAD INTELECTUAL DE INGRID ODGERS

Estamos en:

comentarios

«Leer sin meditar es una ocupación inútil». Confucio

Páginas vistas en total

miércoles, 23 de mayo de 2012

POEMA DEL COSMOS de Juan Pablo Riveros



Comentario literario

Juan Pablo  Riveros  y la  alabanza a los dioses.

En esta obra voluminosa de espléndida  edición, nos adentramos con verdadera curiosidad e interés. Las definiciones de poesía se vienen a la mente, como el poema de Bécquer:
¿Qué es poesía?, dices mientras clavas/ En mi pupila tu pupila azul./ ¡Qué es poesía!/ ¿Y tú me lo preguntas?/ Poesía eres tú. Pero nuevamente asalta la interrogante, ¿Qué Es Poesía?, recordamos la común e infaltable fría definición escolar: La poesía es un texto escrito en una forma particular donde las oraciones se dividen en varios renglones llamados versos. Cuando no hay rima entre los versos ni medida predeterminada se denominan versos libres. Persiste la interrogante y persiste porfiadamente, nos encontramos con un libro peculiar, con un verbo poético diferente, singular, estamos ante una prosa poética, versos que relatan la visión del hombre respecto al Cosmos,  en un trayecto sin igual por diversas épocas, relato que se inicia con la primera edad,  con el génesis desde la visión ancestral, mapuche, indígena  en general hasta las teorías de científicos, eruditos universales.

El poeta  es aquí el maestro por excelencia, enseña, informa, interroga  y nos inserta en su viaje  reflexivo y  presenta un estudio cuidadoso, contenido sin parangón en el ámbito literario nacional.

Expresa en el poema Una Historia:Hace unos 15 mil millones de años,/ hubo la explosión más poderosa de todos los tiempos./ El Universo se expandió,/se enfrió y se oscureció./La energía se condensó principalmente en átomos de hidrógeno,/ e inmensas nubes galácticas/ se alejaron rápidamente unas de otras.”

En la forma: la prosa, el verso coloquial, sencillo, una versátil expresión poética que imprime un sello de grandeza al ignorar las nimiedades  de la existencia, lo vulgar, la pálida realidad, ámbitos donde a veces nos perdemos empujados por la furia  ilógica de la rutina cotidiana. Invita, sí, nos invita observar el universo, a ver más allá de este pequeño perfil que somos, de la pequeña forma que habitamos  y lo hace sutilmente y enérgicamente, agrego sin dudar, con infinita paciencia.
Su Invocación a Holderlin se hace realidad: “Que no haya, maestro, / condena ni oprobio en mi palabra. / Que toda sílaba sea una/alabanza a cada uno de los dioses,/ una oración al hermano sol,/a las hermanas estrellas,/ a las hermanas galaxias,/ un gesto infatigable a la madre noche.
Detenme/ cuando no sea el asombro, /la maravilla o la dicha de la Naturaleza Cósmica total/ cuando cante”.

Este libro es la comunión del hombre, del poeta Juan Pablo Riveros con el Cosmos, producto de su tremendo amor que lo lleva a una unión infinita, imperecedera con el Universo y de cuyo gozo anhela compartir.

 Octavio Paz afirma: En la religión lo sagrado cristaliza en el ruego, en la oración, en el éxtasis místico, en un diálogo o relación amorosa con el creador, el poeta lírico entabla un diálogo con el mundo; en ese diálogo hay dos situaciones extremas: una de soledad y otra de comunión. Ya nosotros lo sabemos: la soledad del cuarto del escritor y la comunión con el público en la lectura.

¿Qué pretende el poeta cuando expresa su experiencia? Paz contesta: Mediante la palabra, mediante la expresión de su experiencia, procura hacer sagrado al mundo; con la palabra consagra la experiencia de los hombres y las relaciones entre el hombre y el mundo, entre el hombre y la mujer, entre el hombre y su propia conciencia. No pretende hermosear, santificar o idealizar  lo que toca, sino volverlo sagrado. Poesía de soledad o de comunión.

En la comunión el poeta descubre la fuerza secreta del mundo, y el poeta no sólo la descubre y se hunde en ella: la muestra en toda su aterradora y violenta desnudez al resto de los hombres, latiendo en su palabra ese extraño mecanismo de encantamiento que es la poesía. (Octavio Paz)
Para el poeta Riveros, que abre de par en par la puerta de su poética, la ventana  del conocimiento e invita a la contemplación, la poesía representa un ritual, unión sagrada, ceremonial santificado, perpetuo, tal como lo experimentaba el gran poeta mexicano Octavio Paz. Y el Cosmos: Palabra. Contemplación. Silencio. Poesía.

La persistencia inicial cede y es que la poesía ya dejó de ser la misma luego del Poema del Cosmos.

Es más que Tú, al decir de Bécquer, más que unos versos técnicamente bien expresados, es el Todo (Cosmos) y Todos (yo, tú, él, nosotros, la CREACIÓN TODA).

Ciertamente, Juan Pablo nos devuelve el asombro.

Ingrid Odgers Toloza

Talleres de Creación literaria

Literatura en TV

Loading...

Ingrid Odgers

Ingrid Odgers
Reflexión