DERECHOS RESERVADOS

DERECHOS RESERVADOS
CREACIÓN DISEÑO Y PROPIEDAD INTELECTUAL DE INGRID ODGERS

Estamos en:

comentarios

«Leer sin meditar es una ocupación inútil». Confucio

Páginas vistas en total

viernes, 15 de agosto de 2008

Te dí la vida entera - Zoe Valdés



Te di la vida entera

Zoé Valdés

Título original:

Editorial: Planeta

Año publicación: 1996

Temas: Literatura : Narrativa

Finalista Premio Planeta de Novela 1996




Comentario



La autora nos relata la vida de Cuca, una adolescente que vive con su abuela en un pequeño pueblo y emigra a La Habana para ganarse la vida. Era el tiempo en que Cuba vivía grandes y esplendorosas fiestas nocturnas. Cuca, vive con dos amigas que trabajan como prostitutas. La prostitución es una actividad que ella nunca llega a ejercer. Una noche la invitan a pasear, la visten, la maquillan.


Cuca conoce a quien será el hombre de su vida, y esto literalmente. Un amor a primera vista que la deja embarazada y desaparece.


Una inocente Cuca va a diario a esperar a su repentino y desaparecido amor al malecón.


Valdés en esta espera de la protagonista por su amado retrata la vida de su país, su gente, la política, los turbios negocios, los bailes en La Habana prerrevolucionaria. La escritura de Valdés nos envuelve en una atmósfera decadente, mísero,sucio y en este ambiente veremos cómo la protagonista ya en la Cuba de Fidel consigue que su hija llegue a la universidad. Muchos años más tarde el “Uan”, hombre que ha esperado toda la vida, reaparece para volver a desaparecer.


Observaremos cómo erotismo y amor ácido se conjugan con garbo en sesenta años de vida de una niña-mujer cubana, sus amigas y la espera.


Amor y absurdo se entremezclan en esta novela que en más de algún capítulo nos sobrecogerá con una prosa rica, culta. Y esta misma prosa de la pluma de Zoe, nos enfrentará a multiformes personajes y a una diversidad de situaciones donde lágrima y risa se unen al compás de una historia socio-política peculiar y asombrosa.Todo a ritmo latino.


Es una obra tal vez lenta, descriptiva pero muy interesante.


Definitivamente quien busque únicamente entretención tendrá que indagar otros libros, otros autor@s.



“Habana, yo no sé si volverán aquellos tiempos, Habana, cuando buscaba la luna en el Malecón. Habana, cuánto anhelo regresar a ver tus playas, Habana, y volver a ver tus calles sonreír. Habana, a pesar de la distancia no te olvido, Habana, por ti siento la nostalgia de volver”.


" Y de una vuelta entera, la soltó y la obligó a que se luciera marcando el ritmo sola, conminándola a que moviera con entusiasmo el esqueleto. Pero la Niña Cuca no podía, porque era la única vez que ella se había atrevido a bailar con alguien tan experto en color y sabor local. En realidad, nunca antes había bailado. Y hasta ahí, lo que había hecho era llenarle de pisotones los zapatos de dos tonos a su compañero.

Ahora, suelta, apenas podía controlar su cintura, perdía el equilibrio, ninguno de sus movimientos era acompasado, su cuerpo se tambaleaba como un flan sin molde en un plato llano. Él se dio cuenta de que ella era zurda para el baile, y tomándola ligeramente por la cinturita de avispa, con la yema de los dedos, fue maniobrando el cuerpo de la muchacha, corrigiendo los pasillos, coordinando el meneo de las caderas, mostrándole cómo acentuar el garbo de los hombros. Y como buena aprendiz de sandunguera, Cuquita en seguida le cogió el tumbao, se le fue por encima del nivel, y de buenas a primeras, salió al mismo centro de la pista, desaguatada, descoyuntada, como si hubiera vivido del meneo toda su existencia. "



Ingrid Odgers

Talleres de Creación literaria

Literatura en TV

Loading...

Ingrid Odgers

Ingrid Odgers
Reflexión