DERECHOS RESERVADOS

DERECHOS RESERVADOS
CREACIÓN DISEÑO Y PROPIEDAD INTELECTUAL DE INGRID ODGERS

Estamos en:

comentarios

«Leer sin meditar es una ocupación inútil». Confucio

Páginas vistas en total

sábado, 29 de septiembre de 2007

PAZ MOLINA- POETA DE CHILE

Hazme capaz de expresar la belleza

que tú me haz puesto dentro.

Dame el hacer una obra refinada

Y sencilla, espléndida y dulce,

Fascinante y querida de los hombres”

Gabriela Mistral

No existen otros versos con los cuales pueda adentrarme en el poema La boca del miedo de Paz Molina. La primera palabra que surge es pasión, luego vitalidad, energía. Paz Molina estremece. Su poesía es espléndida, además en dulzura y sencillez. Poesía desde el corazón. No el sentimiento burdo, no el sentimiento prosaico, tampoco el desborde pedante del intelecto, sí, la expresión de la finura del alma de una artista que arde en cada palabra, en cada signo. Tenemos que resaltar, y lo hacemos con la humildad del aprendiz, el equilibrio en la obra de Paz, elemento que delimita con propiedad el accionar de todo ímpetu pero no logra asfixiarlo. Porque la pasión fluye. Y es que la poeta no puede (y tal vez no lo desea), ocultar el ardor que fulgura en sus poemas con luz personalísima. Hay pasión por la palabra y esa pasión se desborda en sus poemas como en el poema Otra estirpe de Delmira Agustini, en obras como Hamlet y Romeo yJulieta, de Shakespeare, Del Amor y Armancia, de Stendahl o La vida está en otra parte, de Milán Kundera. Y está la pasión de Gabriela Mistral, que empapa y embriaga con vigor y extrema sencillez, identificándonos hasta estos días. Es el poder de la Palabra. Une y reúne, sentimiento: amor, miedo, consuelo, alegría, en una multiplicidad de voces en las cuales se yergue inconfundible la voz de Paz Molina. Nos encontramos con el poema La boca del miedo. Una turbación emerge en esta boca de mujer, que busca refugio en el príncipe marchito, es así como nos dice: /la ancianidad es un espejo turbio/, …./. Te viajo y te conservo/ inmaculado y lejos/ con un deseo de vivirte/ con un deseo de ser tu alma. ………Pertenecer……….cobijarse ¿Alguien puede sustraerse a ese deseo o al deseo? Pero ello no basta pues la hablante nos recuerda una verdad:

/el amor también puede fruncir el ceño/, y aún en el enojo o las diferencias de pareja, la hablante no pierde el deseo de entregar, darse a su amado: / Guardo para ti el mejor racimo/ la verdadera vida/ el sol naciente/. Conmueve con su poesía, irrumpe en el espíritu con la honestidad de su verbo, con el arrojo de declarar su deseo y la disposición a la entrega casi incondicional, es esta forma de entregarse la que admiramos y recogemos, con el anhelo de alcanzar la valentía, poseer la energía de sus versos, exponer, hacer vivo el amor, en los signos y en los hechos. En tiempos en que es un bien escaso, depreciado y despreciado, irrumpe la poeta Paz Molina en nuestro solitario refugio y con una estética que destila amor, deseo y entrega nos doblega con la misma pasión que posee y que expone con la humildad que caracteriza a las grandes poetas. Podemos decir que ha cumplido el ruego de Mistral, Dame el hacer una obra refinada/ sencilla, espléndida y dulce,/Fascinante y querida de los hombres”

Resuenan en los oídos: /Soy la boca del miedo vuelta risa/ cuando me besas.

Paz Molina, poeta peregrina .




La boca del miedo

1

Hacia ti dirijo mi frente descabellada

apacentando dolores

Entre tus manos de príncipe marchito

cobijo mi tristeza de colegiala

La tarde es un recinto

maldito por la belleza

Acurrucada, te bendigo.

2

Somos los dioses impotentes

con nuestro intento de maravilla

La ancianidad es un espejo turbio

repleto de soles

El triunfo es una llave

sólo conocida por tu boca

maestro de melancolías

príncipe de dulce mirada

Te viajo y te conservo

inmaculado y lejos

con un deseo de vivirte

con un deseo de ser tu alma.

3

El amor también puede fruncir el ceño

arquitecto dulcísimo

Guardo para ti el mejor racimo

la verdadera vida

el sol naciente.

4

Estoy tejida en cárceles aladas

mi sombra es tu reflejo

cautiva de tus horas te dibujo

con mi pincel sombrío

Soy la boca del miedo vuelta risa

cuando me besas.

Los dedos de la suerte

1

¿Cómo definir aquello que nos impele

que nos hace rebotar contra el cielo

y devolvernos la conciencia?

¿Cómo ceñirnos la mirada justa

para alcanzar la profesión de sabios?

Yo quiero alejarme del mundo-puñalada

e instalarme a vivir en la jaula florida

de mi Pájaro Padre.

2

¿Qué desatino es este, fluye un sueño acullá,

tengo dominio lógico del verbo o acaso

este oficio dominante y promiscuo en el tejido

no viene siendo más que un nicho distinto

perversidad más noble?

Yo persisto en el afán incierto justamente

y me muevo claramente en los días.

Doy salud al precario que se inicia matinal

en mis símbolos

entonces le señalo la ventana mejor, la más abierta

para el día que corre para la noche que vuela

Tendremos embrujos memorables

y mantel largo.

3

Y ni siquiera un tango ni siquiera un diamante

un pan o discorola perdida

ni siquiera.

Luego, qué.

¿Derretirse tranquilo en un texto insumiso

o doblegarse entero?

4

Hay cosas que no sé. Me destituyen

Me ubican en espacios insufribles

Debo salir de aquí de cualquier forma

en el siguiente verso, pero es tarde.

No hay comentarios:

Talleres de Creación literaria

Literatura en TV

Loading...