DERECHOS RESERVADOS

DERECHOS RESERVADOS
CREACIÓN DISEÑO Y PROPIEDAD INTELECTUAL DE INGRID ODGERS

Estamos en:

comentarios

«Leer sin meditar es una ocupación inútil». Confucio

Páginas vistas en total

miércoles, 20 de septiembre de 2017

EL LECTOR DE BERNHARD SCHLINK

EL LECTOR
BERNHARD SCHLINK
EDITORIAL ANAGRAMA - 2009




Un quinceañero Michael Berg conoce de forma casual a una mujer que lo dobla en edad, Hanna Schmidt, robusta y femenina, la describiría más tarde. Corría el año 1958 en Neustadt, en West Germany.

Se inicia la narración de una forma tal que se podría creer que se está inmerso en una historia de iniciación en el amor o el sexo, el modo en la que un protagonista juvenil se transforma en hombre o una historia de amor.

Ambos personajes se nos presentan nebulosos, sombríos. Las escenas de erotismo, sin lenguaje, escaso diálogo, en una repetición pueril de baño y sexo, parecen desarrolladas en un túnel sin salida. No hay demasiada luminosidad, alegría, frescor en estas relaciones sexuales sino crepúsculos, lobreguez. Tal vez el hecho de que Michael tenga quince años y Hanna prácticamente le dobla la edad nos transmite esa sensación.

Ella solía hacer que Michael le leyera libros, se manifiesta fascinada de escucharlo, quizás es esta la forma que tenían de comunicarse, la carencia de hablar, de conversar es argumento que atraviesa toda la obra.

En la segunda, parte, 1965, Michael es estudiante de leyes y se reencuentra con Hanna en la situación más asombrosa.

Ella es llevada a juicio junto a otras guardianas de la SS. Las guardianas son acusadas de haber dejado morir quemadas a las prisioneras, atrapadas en una iglesia en llamas. Ninguna abrió la puerta. Ella asume toda la responsabilidad.

Mientras, él, que asiste a todas las sesiones, intuye el secreto de Hanna. Michael, que bien podría decir que Hanna no debería cargar con más responsabilidad que las demás, cae en el pecado de la inercia, él deja que la justicia haga lo suyo: cadena perpetua. Calla.El joven estudiante de Derecho, calla.

Temas: el holocausto, la incomunicación, soledad, orgullo, culpa, silencio. La violencia perturbadora del silencio.

La tercera parte de la novela es la etapa de adulto de Michael Berg. Se inicia en Berlin, Alemania. Él se ha casado, divorciado y tiene una pequeña hija.

Es el tiempo, cuando empieza a vivir de nuevo solo y soltero, en el cual, Michael le envía a Hanna cintas en las que graba lecturas que ella escucha atentamente. En prisión.

Podemos decir que en esta novela hay un descuido narrativo, no se potencia el personaje del joven, no entrega mayor información, no hay mayores características de cómo era la vida de Michael, un misterio total el de la mujer, aparte de los hechos, entonces la novela cojea.

¿Por qué el autor no le dio más peso a la historia? ¿Por qué sentimos que falta más hondura? Los personajes son prácticamente mudos, hay hechos, solamente hechos, es como si el autor dijera ¿Para qué hablar?

No hay comentarios:

Talleres de Creación literaria

Literatura en TV

Loading...