DERECHOS RESERVADOS

DERECHOS RESERVADOS
CREACIÓN DISEÑO Y PROPIEDAD INTELECTUAL DE INGRID ODGERS

Estamos en:

comentarios

«Leer sin meditar es una ocupación inútil». Confucio

Páginas vistas en total

lunes, 15 de junio de 2015

Wabi Sabi - Libro de Poemas de Miriam Leiva Garrido - Concepción

 A modo de prólogo

"Y de nuevo volvió a sentirse sola
ante la presencia de su eterna antagonista: la vida."
Virginia Woolf



Wabi Sabi, el principio más esencial de todos los principios japoneses. Establece que la belleza de cualquier objeto reside en sus imperfecciones, errores, daños, partes estropeadas. La belleza es el estudio de los contrastes, algo solo puede encarnar la perfección si también encarna un grado de imperfección equivalente.

El Wabi Sabi es el rasgo más notable y característico de lo que consideramos la belleza tradicional japonesa. A grandes rasgos, ocupa la misma posición en el panteón japonés de los valores estéticos que los ideales griegos de belleza en Occidente. Representa exactamente lo opuesto a los ideales occidentales de gran belleza como algo monumental, espectacular y duradero. No se encuentra en momentos de eclosión y exuberancia de la naturaleza, sino en momentos de asentamiento y principio. El Wabi Sabi es lo intrascendente y lo oculto, lo provisional y lo efímero: cosas tan sutiles y aéreas que resultan invisibles para la mirada común. 

Miriam Leiva nos entrega  en este conjunto de poemas que integran “Wabi Sabi”, una voz íntima, un pulcro y dedicado trabajo con la palabra, de gran sencillez escritural y profundidad en el contenido en el cual trasunta su alma solitaria y serena y su inconfundible y compasiva humanidad.

Su escritura reflexiva, se inscribe dentro de las poéticas conciliadoras entre el ser y la vida, cuya lectura nos sitúa en el sosiego luego de la herida y el infierno de la desolación, su creación poética es un acto conmiserativo de perdón y  auto-reparación.

Es así como manifiesta en el poema titulado Wabi Sabi:
La belleza de la herida/ La belleza de la cicatriz/Debo aprender la resiliencia/ Curar y dejar a la vista sus huellas/ Mi fragilidad/ Mi imperfección/ Reparo mientras escribo.

Es precisamente este Wabi Sabi, que da título al libro, la comprensión de la belleza que reside en lo modesto, lo rústico, lo imperfecto, incluso en lo decadente, una sensibilidad estética que haya una melancólica belleza en la impermanencia de todas las cosas. Según la práctica del Budismo permanecer es "mantenerse sin mutación en un mismo lugar, estado o calidad". Lo impermanente es la incapacidad de la realidad de mantenerse en un mismo lugar, estado o calidad. Nuestro mundo es cambiante, como nuestros pensamientos y nuestros cuerpos. La impermanencia es, en el budismo, de importancia capital para la vida cotidiana de todas las personas.

La poeta Miriam Leiva, admiradora de la cultura japonesa, en este sublime poemario nos introduce en el concepto de regeneración social, donde no es posible dejar a un lado la necesidad de belleza en las cosas, en las relaciones, en las personas, la necesidad de entrega de valor a cada acto humano ni subestimar la enorme, poderosa ayuda de este Wabi Sabi que nos permite evolucionar, crecer, reconocer y reparar.



Ingrid Odgers Toloza





Concepción, 14 de junio de 2015.


No hay comentarios:

Talleres de Creación literaria

Literatura en TV

Loading...

Ingrid Odgers

Ingrid Odgers
Reflexión