DERECHOS RESERVADOS

DERECHOS RESERVADOS
CREACIÓN DISEÑO Y PROPIEDAD INTELECTUAL DE INGRID ODGERS

Estamos en:

comentarios

«Leer sin meditar es una ocupación inútil». Confucio

Páginas vistas en total

jueves, 20 de marzo de 2014

El nido -Poesía de Rossana Arellano -Chile


“.. va errante el canto / aunque la voz habla desnuda
/ combatiendo lo humano / que encarcela y machaca…”

                                                      “… ¡Oh! tu cristalino / borra mis soledades /y al iris de mi infancia /
moldea las formas absolutas / donde no haya jamás remedo de palabras…/”

“Poesía/ he rajado mi pecho / para desprender la locura / del corazón que aun late y se desangra./
huye de mi letra maldita / yugo eres en mi entraña y grito./
R. A.
 Rossana Arellano, es una poeta actual, chilena.
Su primer libro individual fue publicado el año 2009 en España.

En El Nido, su tercer libro individual (Abril, 2012), Rossana se derrama ante el lector, refleja su vivencia como madre, mujer, hija, creyente. Tal como César Vallejo, es el vivir en su radicalidad integral lo que poéticamente problematiza, esto es la defectividad humana.

“…Sin que ninguno/ se inmutara/  ante feroz desgarro/ como si la noche /los hubiese penetrado/ con un falo enorme de silencio/ rajándome sólo a mí de arriba abajo.”
Su obra  está cruzada por interrogaciones profundas, “dime Vincent ¿cuál es el origen del grito, acá adentro?, ¿A qué fin la llama ahogada de mi letra?, ¿A qué sabe el cielo?, ¿Qué locura de mar se agolpó en tu garganta?, ¿Qué has hecho de mí, mísera palabra?

Emerge de sus textos soledad y desgarro, carencia fundamental como inherente a la condición humana, la decepción como un estar habitual, constante. Expresa la poeta: “entonces/ por qué humedeces mi pequeño mundo/llenándolo de sueños/ que han de morir destrozados/”, o cuando dice: “yo, que fui hueso de letra /torcí el destino de mi arcilla/ enarbolando un amor puro, / luego traición, agonía, rechazo.”

Decepción y traición que encuentran su razón de ser en las esferas de las relaciones que entabla con los otros/as, los demás hombres y/o mujeres, la naturaleza, la sociedad organizada en definidos y diversos modos. Decepción y traición que la devastan: “¿A qué fin la llama ahogada de mi letra?/ Sumo al infinito mi cicatriz profunda, la dejo ser.” Pero hay más aun: “…dime Dios si este rostro te huele a muerte/ porque me quema la piel/ tanta pasión en lo profundo/

“¡Oh! destino sangriento/escalera del sueño sin peldaño/”.

Poesía pura, cristalina, fluye como gran manantial franco, honesto, sencillo con singular manejo de lenguaje metafórico y todo el dramatismo de la sinceridad que poseen las almas particularmente sensibles y susceptibles al canto de los pájaros en su nidal, acostumbrada a volver los ojos al cielo para embriagarse del Verbo al cual se aferra como una sobreviviente.
Es un canto que arropa, canto que da pan, el pan de la palabra viva encarnada en las venas de esta poeta de Chile, habitante de una patria sin fronteras.

Pecado
“Solo espero que la muerte me sorprenda/ cuando violo el pacto/ y acaricio este íntimo secreto…/ Así mi alma pudiera alcanzar redención/ una sodomía delinque mi cuerpo/ todas las noches a la sombra/ el abandono que corona y oprime. Dime Dios ¿Quién acecha este espíritu?/ El día devora mi nombre/ el ocaso derriba mi confianza…”


Ingrid Odgers Toloza








1 comentario:

Rossana Arellano dijo...

Nada me dijiste, veo que lo encontraste...

Yo, también te quiero Ingrid.
Siempre te voy a querer, aunque me sangraras como los muchos. Tengo un lugar especial que resguarda mi espíritu, entonces me fortalezco y sobrevivo, en el amor universal con base en el precioso amor de la FAMILIA.
GRACIAS.
Ross

Talleres de Creación literaria

Literatura en TV

Loading...