DERECHOS RESERVADOS

DERECHOS RESERVADOS
CREACIÓN DISEÑO Y PROPIEDAD INTELECTUAL DE INGRID ODGERS

Estamos en:

comentarios

«Leer sin meditar es una ocupación inútil». Confucio

Páginas vistas en total

miércoles, 27 de marzo de 2013

La muchacha que deseaba vivir en un invernadero.


Obra: La  muchacha  que deseaba  vivir en un invernadero.
Narrativa, Poesía y Dramaturgia
Ediciones C&M, 2011
César Valdebenito



Un vendaval en la literatura nacional

Este libro estampa la escritura precisa, la palabra tenazmente trabajada por Valdebenito. Nada sobra. Nada falta.
El autor es especialista en abordar los géneros de poesía, narrativa y dramaturgia y en la obra “La muchacha que deseaba vivir en un invernadero” (título extraído de uno de sus textos), queda manifiesto así como su creatividad y agudeza literaria.
A César, en este viaje por los insondables caminos de la existencia, lo acompaña la palabra poética, la narración y el ejercicio de la dramaturgia. Explora en sus cuentos lo fantástico y lo absurdo, el desaliento se palpa en sus versos con una poesía discernida, aplacada. El autor domina la palabra y esta es  a su vez dominada por el desencanto reflejando el arduo trabajo de la creación poética. Encontramos una velada protesta, un canto sutil, delicado, a la soledad: “Ahora sabemos/ que el mundo es más frágil que el murmullo de la piedra/ o la flor”.
Otro poema expresa: “Lo único que permaneces/ es ella / la desilusión / y el monzón”.
Su dramaturgia es de gran erotismo, señala con lenguaje agudo  la decadencia de las relaciones, la comunicación banal, el sexo-deporte. El lector/a,  pareciera estar frente a un gimnasio donde el acto sexual es frío y confuso. Tono indiferente, mucho diálogo, relación ajena, imprecisa y  no por la bisexualidad de la protagonista sino por la forma de la práctica sexual donde se ha perdido la delicadeza, la belleza y encanto de las relaciones íntimas, su profundidad, la entrega unívoca de amor.
Valdebenito es versátil, un matemático que dedica su vida a la literatura, ¿Y escribe?- preguntarán - Claro que sí, no hay motivo para sorprenderse, la literatura y la matemática no son tan distintas como parecen, ambas ayudan a vislumbrar mejor el cosmos, y ambas lo revelan creando tejidos imaginarios y trazando dificultades que zanjar. Carlo Frabetti, escritor contemporáneo dice: Las herramientas y métodos que utilizamos para resolver ambos tipos de problemas  son muy similares: la imaginación,  la lógica, la comparación con situaciones anteriores. No es extraño entonces que el dominio literario-narrativo esté presente en esta obra. Hay precisión y lógica. Concisión perfectamente lograda que potencia su obra y la destaca como una de las mejores nacionales.

 Ingrid Odgers Toloza


Poemas del Libro “La muchacha….”
Hojas que van hacia el cielo que cae
3
Esto es lo que queda
quietudes
el pueblo costero
mi inocencia que sabe a ceniza
tu lugar era otra casa y lo entendías
ahora
aquí el pájaro entre frondas
y el fruto en el viento de otro verano.

4
Al salir a la penumbra
el recuerdo
quiebra los tilos.

7
Llevamos en el espíritu
el largo silbido del viento
y una que otra semilla.

6
Pese a tanta fiebre
obtuvimos el recuerdo de un Dios sencillo
el inaudible rumor de las cosas
y un cielo no tan grande como el tuyo

Talleres de Creación literaria

Literatura en TV

Loading...

Ingrid Odgers

Ingrid Odgers
Reflexión