DERECHOS RESERVADOS

DERECHOS RESERVADOS
CREACIÓN DISEÑO Y PROPIEDAD INTELECTUAL DE INGRID ODGERS

Estamos en:

comentarios

«Leer sin meditar es una ocupación inútil». Confucio

Páginas vistas en total

lunes, 30 de abril de 2012

LA CIUDAD Y LOS PERROS

LA CIUDAD Y LOS PERROS
Edición argentina, 2007
Alfaguara-La nación
Novela escrita por  el gran Mario Vargas Llosa, es su primera novela y fue publicada por primera vez en el año 1963.
El autor nos conduce por la vida de Ricardo Arana apodado “el esclavo”, Alberto Fernández, “el poeta” y “el jaguar”, en un colegio militar: El Leoncio Prado, en 541 páginas de la mejor narrativa latinoamericana.
Ricardo Arana en el siglo actual se diría que es el joven que sufre de bullying, por su personalidad, temerosa y débil, es llamado “el esclavo”.
Alberto Fernández, es el que escribe cartas y las eróticas y pornográficas novelitas a sus compañeros inquietos y osados en el conocimiento, exaltación del sexo y violencia como expresión de hombría.
El jaguar, un joven agresivo, violento, corrupto que domina con amenazas y golpes a su curso.
Y todo  con la técnica narrativa “In medias res”, la narración comienza en mitad de la historia. A través de flash- backs se relatan personajes, lugares, historias.
Los acontecimientos los desencadena el robo de las preguntas de un examen de química y dan lugar al conocimiento de la vida íntima de los personajes principales. Nada es lineal en esta novela y logra confundir. El relato, en su conjunto, se desenvuelve en distintas épocas y sitios, pero al mismo tiempo avanza, es un relato extremadamente crudo y violento y tiene pasajes fuertes y aberrantes que en ningún caso hacen perder el interés al lector.
El autor cuestiona la vida militar, la ética y/o moral, si es que  ésta existe, el abuso del poder, la discriminación, el doble estándar.
Alguien roba el examen, el esclavo está de guardia esa noche, por culpa del robo queda sin permiso de salida, el esclavo está enamorado, hace un encargo al poeta, el poeta se enamora de la niña del esclavo y es correspondido, el poeta calla y la sigue viendo,  el esclavo se responsabiliza por pasar las preguntas de un examen al poeta (su único amigo, según él), el teniente primero lo castiga sin salida otro fin de semana, el esclavo está desesperado quiere y tiene que salir a ver a Teresa, delata al ladrón, amigo de “el jaguar” y obtiene salida, llega a su casa pero el padre no lo deja salir. Una cadena de sucesos que no deja de asombrar.
Llama la atención el manejo de la técnica que permite conocer en forma intermitente pasajes de la vida personal y familiar de los protagonistas y cómo se interrelacionan sin que ninguno lo sepa, el lector sólo lo descubre al final.
La sorpresa es total.
Una gran novela que siempre vale la pena releer.

Ingrid Odgers

No hay comentarios:

Talleres de Creación literaria

Literatura en TV

Loading...