DERECHOS RESERVADOS

DERECHOS RESERVADOS
CREACIÓN DISEÑO Y PROPIEDAD INTELECTUAL DE INGRID ODGERS

Estamos en:

comentarios

«Leer sin meditar es una ocupación inútil». Confucio

Páginas vistas en total

domingo, 28 de noviembre de 2010

Bola de Sebo - Guy de Maupassant


Bola de Sebo

Guy de Maupassant

Maupassant nos relata la huída  ante la eminente invasión de Rouen, de un grupo de personas hasta el puerto de  Dieppe, en donde se embarcarían hacia El Havre.

Elisabeth Rousset, una mujer prostituta, es una de las pasajeras. Es a quien, en la ciudad, apodan   Bola de Sebo. Dos monjas, el conde y la condesa Huberto de Breville, el  señor y la señora Loiseau, comer­ciantes en vino al por mayor de la calle Grand-Pont, el señor y la señora Carré­ Lamadon, comerciantes en algodón y el demócrata Cornudet, de larga barba roja, completan la lista de viajeros.

Bola de sebo o bolo de grasa parece un buen apodo para una mujer tan enorme y gorda como grande en generosidad. De esta virtud,  ninguna gala hacen los burgueses y aristócratas, sus compañeros de viaje, quienes destacan en este cuento por su egoísmo y desprecio por las clases bajas, queda de manifiesto a la vez la utilización, manipulación que pueden hacer de las personas de clases llamadas inferiores por su falta de bienes, para el logro de sus objetivos e intereses, es evidente en esta primera obra del autor y muy repulsivamente, el desprecio y la ingratitud de las clases pudientes y nobles. Elisabeth Rousset, tristemente la vive en carne propia.
Una gran y clásica sátira de Maupassant.

Talleres de Creación literaria

Literatura en TV

Loading...

Ingrid Odgers

Ingrid Odgers
Reflexión