DERECHOS RESERVADOS

DERECHOS RESERVADOS
CREACIÓN DISEÑO Y PROPIEDAD INTELECTUAL DE INGRID ODGERS

Estamos en:

comentarios

«Leer sin meditar es una ocupación inútil». Confucio

Páginas vistas en total

lunes, 26 de julio de 2010

Zen en el arte de escribir Ray Bradbury

Comentario literario




(Título original: Zen in the Art of Writing
Autor: Ray Bradbury
Género: Ensayo
Año Copyright: 2002
Once generosos ensayos sobre el goce de escribir por uno de los más imaginativos y prolíficos autores del siglo veinte, un escritor que disfruta su oficio y explica por qué y cómo.
Bradbury examina con sabiduría y entusiasmo toda una vida dedicada a la creación y a la composición de docenas de cuentos, novelas, guiones de películas, obras de teatro, programas de televisión y musicales.
Refrescantes y directos, los once ensayos tienen un tema único y común: escribir es una celebración, no una pesada tarea. No se detiene, como otros libros sobre el arte de escribir, en minucias técnicas ni en la presentación de una página, sino que Bradbury nos habla de la fiebre, el ardor, la felicidad que él ha encontrado en el acto de escribir y nos dice que estos hallazgos también pueden ser nuestros.
La necesidad de plasmar en el papel aquello que permanece sumergido en él inconsciente durante mucho tiempo no puede ser una ardua tarea dirigida a lectores o críticos, sino a uno mismo.

Detalles autobiográficos, n la búsqueda de las Musas, el impulso de plasmar deseos y motivaciones en equilibrio con unos personajes vivos, fiel a lo que él llama sus impulsos inconscientes y recuerdos, todo ello tiene cabida en el proceso creativo de Ray Bradbury.
El autor nos dice: No escribir, para muchos de nosotros, es morir. Y continua diciendo: Debemos alzar las armas cada día, sin excepción, sabiendo quizá que la batalla no se puede ganar del todo, y que debemos librar aunque más no sea un flojo combate. Al final de cada jornada el menor esfuerzo significa una especie de victoria. Acuérdense del pianista que dijo que si no practicaba un día, lo advertiría él; si no practicaba durante dos, lo advertirían los críticos, y que al cabo de tres días se percataría la audiencia.
Hay de esto una variante válida para los escritores. No es que en esos pocos días se vaya a fundir el estilo, sea lo que fuere. Pero el mundo le daría alcance a uno, e intentaría asquearlo. Si no escribiese todos los días, uno acumularía veneno y empezaría a morir, o desquiciarse, o las dos cosas.
Uno tiene que mantenerse borracho de escritura para que la realidad no lo destruya.
Escribir facilita las recetas adecuadas de verdad, vida y realidad, que permiten comer, beber y digerir sin hiperventilarse y caer en la cama como un pez muerto.

Estos ensayos fueron escritos en distintos momentos, a lo largo de treinta años, para expresar descubrimientos especiales, para servir a especiales necesidades. Pero en todos resuenan las mismas verdades de autorrevelación explosiva y asombro continuo ante lo que el hondo pozo contiene cuando uno se arma de valor y da un grito. Aborda temas como:
• La dicha de escribir: Tener Garra. Entusiasmo.
• Date prisa - La vida es corta, la desdicha segura, la muerte cierta.
• Cómo alimentar la musa y conservarla: Lo que para todos los demás es El Inconsciente, para el escritor se convierte en La Musa.
• Teatro de Ideas: Pretendo antes que nada que mis obras sean espectáculo, gran diversión que estimule, provoque, aterrorice y, espero, entretenga.


Bradbury habla con brío, con verdadero ardor de la creatividad, la vida y la verdad en la creación literaria.

Un libro interesante, escrito en forma amena, franca y directa.

Ingrid Odgers

No hay comentarios:

Talleres de Creación literaria

Literatura en TV

Loading...

Ingrid Odgers

Ingrid Odgers
Reflexión