DERECHOS RESERVADOS

DERECHOS RESERVADOS
CREACIÓN DISEÑO Y PROPIEDAD INTELECTUAL DE INGRID ODGERS

Estamos en:

comentarios

«Leer sin meditar es una ocupación inútil». Confucio

Páginas vistas en total

domingo, 2 de diciembre de 2007

La tregua - Mario Benedetti


Comentario

La tregua de Mario Benedetti es la patética historia de un hombre uruguayo. En esta novela el autor nos devela la soledad, la rutina, el hastío de Martín Santomé. Martín es un oficinista, viudo, de cincuenta años, tiene tres hijos: Esteban, Jaime y Blanca. El protagonista se encuentra próximo a jubilar, no tiene ningún aliciente para vivir y una incomunicación familiar que congela a cualquiera que lea esta narrativa obscura, pesimista de Benedetti. El título nos grafica ese breve tiempo de luminosidad (tregua, pausa, licencia), que logra (o se otorga él protagonista), la vida de Martín al enamorarse de la joven mujer, que trabaja en su oficina y que se apellida Avellaneda. Es curioso como se refiere a ella durante toda la narración, no utiliza el nombre propio, es como si tuviera miedo a ser descubierto por su superior y se protegiera de tal forma todo el tiempo.

Nadie quisiera el malhadado destino de Santomé. Tiene un trabajo aburrido, sin expectativas (todo habla de final, muerte, conclusión, finiquito, muerte de amores, fin de relaciones, fin del trabajo), un ambiente familiar donde predomina el individualismo, la división y la total clausura de las relaciones humanas. Es decir el autor nos muestra la vida de verdaderos entes movidos por el simple latir cardíaco, la inercia de zambullirse en albas grisáceas, días, paisajes sin futuro. Pareciera que la sociedad donde circula Santomé se mueve en la cima de la indiferencia, en la cumbre de la mediocridad.

“Tengo la horrible sensación de que pasa el tiempo y no hago nada, y nada acontece, y nada me conmueve hasta la raíz”…………………” ……creo que vos te resignaste a ser eso, y eso me parece horrible…”

La tregua es una novela con estructura de diario íntimo, un diario íntimo que refleja en forma perfecta, con lenguaje coloquial, el hastío, la incomunicación, el desamor que enfrenta el ser humano en una sociedad egoísta, materialista, pero a la vez muestra la falta de perspectivas en cuanto a desarrollo personal y laboral para un hombre de edad media y de clase media en la sociedad actual. Tal vez Benedetti retrate a su país. Tal vez este libro sea una crítica social y englobe a los países latinoamericanos, tal vez representa nuestra realidad, y ello, explicaría el éxito de este libro, publicado por primera vez en los años sesenta. Nos identifica plenamente, aún en estos días de siglo veintiuno. Esta novela no es una novela de entretención, es una profunda, sencilla y gran novela sobre la soledad y el desamor. Ambos temas, sumados al destino de Martín nos dejan presos de honda angustia y tristeza. Es imposible sustraerse a tanta fatalidad, palpar como crece y avanza el desamor.

Fragmentos:

  • “Usted la conoció, usted la quería, y estará atormentado. Yo sé cómo se siente. Siente que su corazón es una cosa enorme que empieza en el estómago y acaba en la garganta. Se siente desgraciado, y feliz de sentirse desgraciado. Yo sé qué horrible es eso.”

  • “Ella me daba la mano y no hacía falta más. Me alcanzaba para sentir que era bien acogido. Más que besarla, más que acostarnos juntos, más que ninguna otra cosa, ella me daba la mano y eso era amor.

Nota:

“Uruguay es la única oficina del mundo que ha conseguido el estado de República”

Esta es una frase que Benedetti reitera en más de una de sus obras, y que caracteriza su forma de ver a su país. El autor la explica diciendo que en el país no hay cielo, no hay horizonte.

No hay comentarios:

Talleres de Creación literaria

Literatura en TV

Loading...

Ingrid Odgers

Ingrid Odgers
Reflexión